Cartel colgado en la entrada de la sala de vistas de lo Penal.

5

Los agentes de la Policía Local de Ibiza están que arden por la falta de aire acondicionado en las dependencias policiales del edificio Cetis. El sistema está averiado desde hace un tiempo y los «parches» son insuficientes. A las quejas de los agentes, esta semana se han sumado varios usuarios que fueron a realizar alguna gestión a la «sauna».

Dress code en la sala. En los Juzgados de sa Graduada el problema viene dado por la informalidad de algún letrado a la hora de vestir. Para acabar con estas situaciones, en la entrada de la sala de vistas de lo Penal se ha colocado un cartel en el que se recuerda a sus señorías el respeto a la toga que visten.

Tirón de orejas. «Se recuerda a los señores letrados que en aplicación de lo dispuesto en el artículo 37 de su Estatuto, que establece que adecuaran su indumentaria a la dignidad y prestigio de la toga que visten, no se permitirá el acceso a esta sala, ni por consiguiente a su actuación profesional, a quienes comparezcan en pantalón corto (...) La toga no es una prenda para ocultar indumentarias inapropiadas». El interpelado por sus señorías debería tomar buena nota del mensaje.

Mataleón y reincidentes. Jóvenes, violentos y reincidentes. Agentes de la Policía Local de Ibiza y de la UDEV de la Policía Nacional arrestaron en cuestión de tres días a tres jóvenes que durante el fin de semana protagonizaron al menos dos episodios violentos. La paliza propinada a un joven al que dejaron inconsciente para robarle un móvil desencadenó la detención de seis jóvenes.

Orden de alejamiento. Tras comparecer ante el juez, los investigados quedaron en libertad. Horas después, tres de los implicados eran nuevamente detenidos por otra brutal agresión cometida horas antes en el Parque Reina Sofía. En este caso uno de los arrestados empleó la técnica del ‘mataleón’ para dejar KO a la víctima.

Ascenso. El segundo jefe de la Policía Nacional en Balears, José Luis Santafé, ha sido ascendido a comisario principal, que es el escalafón máximo al que puede aspirar un policía. Enhorabuena, amigo.

Alarma antiokupas. El fin del estado de alarma, la nueva normalidad y el verano nos ha traído un repunte de okupaciones de viviendas. El lunes, la activación de un alarma antirobos en una casa localizada en el entorno de s’Estanyol evitó un allanamiento de morada. Horas antes la Policía había acudido a una vivienda de Talamanca que había sido ocupada por tres individuos. Alegaron haber pagado 1.500 euros a otro hombre que les habría indicado la casa en la que entrar.

‘Detención’ en Cala de Bou. Agentes de la Policía Local de Sant Josep realizaron la semana pasada una captura en Cala de Bou. En este caso no se trataba de un conductor ebrio o un ladrón, sino que la patrulla tuvo que retirar de la circulación una serpiente de herradura que serpenteaba por la calle es Caló para pasmo de los vecinos de la zona. El animal fue puesto a disposición del Ibanat.

Libro. Riña de gatos. Madrid 1936, de Eduardo Mendoza.

De la temporada de fútbol a los rescates vitales. El entorno de Cala Bassa fue la semana pasada el escenario del laborioso rescate de un joven que resultó gravemente herido tras sufrir una caída de diez metros. La emergencia movilizó a una veintena de efectivos entre bomberos, Guardia Civil, Policía Local, Cruz Roja y socorristas, entre ellos, el zaguero del Sant Rafi y socorrista, Samu Pérez. Un crack.