Imanol Jaca, alma mater de Txogitxu, ayer durante la presentación de sus txuletones en la bodega Ibizkus. | MARCELO SASTRE

5

Imanol Jaca, alma mater de Txogitxu, conocido como ‘The Basque Butcher’ o el gurú de la carne, presentó ayer en la bodega Ibizkus, en la carretera de Santa Eulària, la gama de viandas de primera calidad que proceden de la selección de reses en todo el mundo.

«Seleccionamos las mejores, allá donde estén, ya sea en Galicia, en el País Vasco, en Hungría o en Polonia. Tenemos un equipo que rastrea y escoge las mejores vacas y las mejores piezas de cada ejemplar, porque esta es la clave del chuletón: la selección del animal», explica este célebre carnicero vasco, que asesora a otras marcas y restaurantes que ofrecen sus productos delicatesen.

Txogitxu viene de juntar ‘txo’ (el palito con el que se cierra la barrica de sidra), ‘gi’ (de Gipuzkoa) y ‘txu’ de (txuletón). Ahí queda todo dicho, o casi todo, porque esta marca de excelente carne de vaca vieja y gorda de Galicia también elabora otras delicias como el paté, la panceta, la chistorra o ese carpaccio que se derrite en la boca y que anticipa la llegada de la reina: la txuleta, como dicen los vascos, o el chuletón para el resto de la humanidad.

Y no puede haber una comida que se precie sin unos caldos a la altura de la carne. Y como en esta isla no hay sidrerías, ahí surge la idea del maridaje con la bodega de Ibizkus, embajadora nacional e internacional de los vinos y las tradiciones vinícolas de Ibiza, una bodega de calidad, que no de cantidad. Un blanco o un rosado de 2019 para empezar, seguido de un tinto de 2018 con una uva 100% monastrell, constituyen el maridaje inseparable para esta excepcional degustación. Una pareja perfecta. Ibizkus, líder en exportación de vinos de Ibiza, con su rosado como gran estrella de su producción en el valle de Sant Mateu, se convierte así en la compañía ideal para estas prestigiosas y deliciosas carnes que se se pueden demandar en casi 40 restaurantes de Ibiza y también online, con un envío garantizado antes de 48 horas.

Después de la presentación y la degustación de este fabuloso maridaje, llegó el momento café -con la voz y el ‘acoustic love’ de Catherine Taylor- y una emocionante sorpresa que el productor musical Pino Sagliocco, que se encontraba entre los invitados, tenía preparada para el famoso carnicero. En su homenaje, pinchó en los altavoces con su móvil una canción tradicional vasca -Txoria Txori- interpretada por la mítica cantautora norteamericana Joan Baez. A Imanol Jaca casi se le saltan las lágrimas, y eso que este embajador de la carne vasca y la excelencia gastronómica está más que acostumbrado a los reconocimientos en muchos países, que recorre, como él dice, acariciando cada semana a más de mil vacas: «La calidad de una carne se mide por la calidad su grasa… Al contacto con el animal, puedo sentir si su grasa funde rápido en mis manos o me las deja mojadas, esto es la sensualidad de la gastronomía».