Un coche abandonado en la zona del polígono de Montecristo. | PSOE-Reinicia

8

El grupo municipal PSOE-Reinicia acusa al Ayuntamiento de Sant Antoni de la situación de “abandono” del polígono Montecristo. Los progresistas afirman en un comunicado emitido este jueves que durante la pasada legislatura se llevaron a cabo importantes avances para solucionar los graves problemas enquistados y que requerían de una continuidad por parte del equipo de gobierno actual.

El portavoz de PSOE-Reinicia, Simón Planells, recuerda que “han pasado más de veinte años desde que se aprobó el proyecto de urbanización del Polígono Industrial de Montecristo, sector 32, y a día de hoy todavía no se ha recepcionado por parte del ayuntamiento”.

Así mismo, el grupo municipal destaca que durante más de veinte años, con el Partido Popular al frente, “la urbanización se ha ido desarrollando a la vez que se han ido concediendo licencias simultáneas a la urbanización”. Estas licencias son correctas jurídicamente, pero sin haber sido recepcionado el polígono “no se deberían haber ocupado las edificaciones ni haber abierto ninguna actividad”. Planells asegura que “el ayuntamiento ha dejado de lado el trabajo realizado por los socialistas y que sentaba las bases para corregir un problema histórico, que permitía, al fin, ejecutar las obras de urbanización pendientes y conceder licencias de obra y actividades”.

Planells defiende que el anterior equipo de gobierno “quiso llegar a la raíz del problema y contrató un prestigioso despacho de arquitectos especializados en urbanismo con el fin de evaluar la situación jurídico- urbanística del sector Montecristo, de determinar las posibilidades de actuación del Ayuntamiento y establecer las condiciones de viabilidad que permitiesen ejecutar las obras de urbanización pendientes y conceder las licencias de obra y actividad de manera que quede concluida y completada la dotación de servicios urbanísticos. Tras meses de estudio el dictamen marcaba el camino a seguir para llegar a una solución definitiva. Como primer punto, el responsable director técnico de infraestructuras, mantenimiento y obras del Ayuntamiento emitió un detallado informe sobre todas las deficiencias de ejecución que se deberían subsanar respecto del Proyecto de Urbanización de 1998, siendo las más graves la evacuación de aguas pluviales y la red de fecales”.

Por otro lado, señala que el Dictamen indica también que “resultaría desproporcionado adoptar medidas de clausura de las actividades al ser estas legalizables mediante la correcta ejecución de las obras de urbanización. Es el momento de exigir el cumplimiento a la junta de compensación usando todos los medios en Derecho que sean procedentes así como identificar a todos los titulares de las parcelas y de las actividades existentes a quienes se les debería repercutir los costes de la urbanización en el caso de que no cumpla la junta de compensación con sus obligaciones”.

En el comunicado se recuerda que en marzo de 2019 se les informó de todo ello a la Junta de compensación y se les dio un plazo de 6 meses para presentar el proyecto. Tras este plazo se podían empezar a aplicar multas coercitivas. En el actual mandato, con el gobierno de Marcos Serra, el grupo PSOE-Reinicia presentó una moción de control sobre la situación del polígono. La concejal progresista Cristina Ribas, responsable de Urbanismo en la legislatura anterior, se interesó por saber en qué punto se encontraba este expediente, si la Junta de Compensación había presentado ya el proyecto. “Las respuestas fueron negativas por parte del actual equipo de gobierno: no se había continuado con el camino marcado y a día de hoy se sigue sin hacer nada”, aseguran los progresistas.