Mujeres para la historia de las Pitiusas

La Associació d’Amics del Museu Arqueològic d’Eivissa i Formentera edita un libro con biografías y testimonios de mujeres apenas reconocidas en su época pero que desempeñaron una relevante tarea social y cultural que ahora sale a la luz

| Ibiza |

Valorar:
IBIZA PRESENTACION LIBRO PERSONATGES DE LA NOSTRA HISTORIA MUSEO PUIG DES MOLINS

IBIZA PRESENTACION LIBRO PERSONATGES DE LA NOSTRA HISTORIA MUSEO PUIG DES MOLINS

Marcelo Sastre

La necrópolis del Puig des Molins acogió ayer la presentación del libro Personatges de la nostra història, número 5, editado por la Associació d’Amics del Museu Arqueològic d’Eivissa i Formentera, una investigación resumida en 148 páginas que sacan a la luz la biografía de cuatro mujeres de Ibiza cuya labor, desconocida para una inmensa mayoría, apenas había sido documentada ni reconocida hasta hoy. El libro contiene asimismo un capítulo dedicado a todas las mujeres de Formentera, sobre las que no había información ni testimonios, pero cuyo papel fue asimismo crucial en la historia de una isla paupérrima en unos tiempos en los que los hombres se veían obligados a emigrar a finales del XIX y principios del XX.

El presidente de la asociación y ex director del Museo Arqueológico, Jordi Fernández, que presentó el acto, señaló que «es un día importante porque sale a la calle un libro, que además es un libro dedicado a unas mujeres muy poco conocidas, pero que desempeñaron una tarea notable en nuestra historia».

El libro se estructura en cinco capítulos. El primero, obra de Lina Sansano Costa, directora del Museu Etnogràfic d’Eivissa, aborda la figura de Catalina Soldat, una biografía de una payesa ibicenca desde la perspectiva de la antropología de género. Este personaje encarna la parte más oculta de nuestra sociedad, unas mujeres anónimas que trabajaron muy duro toda la vida y que nunca tuvieron oportunidades sociales. «Queríamos empezar a ponerles nombre porque a lo largo de su vida siempre se les exigía el anonimato y fueron las que realmente sacaron a las familias adelante en unos tiempos muy diferentes a los de hoy», señaló Lina Sansano.

El segundo capítulo, escrito y documentado por Fanny Tur Riera, directora del Arxiu Històric d’Eivissa i Formentera, lo protagoniza Margalida Roig Colomar, una líder sindicalista que trabajaba en la fábrica textil de Can Ventosa y que fue represaliada cruelmente por apoyar una huelga en 1936. Condenada inicialmente a cadena perpetua, fue sometida a un consejo de guerra y finalmente pasó siete años en la prisión de Palma, donde murió sin que su madre pudiera verla. «Y nunca tuvo resentimientos ni afán de venganza, y eso es también parte de su legado», subrayó la autora.

Margalida Torres Planells escribe el tercer capítulo, dedicado a Victorina Ferrer Saldanya. El texto es producto de una compleja investigación, que aún sigue abierta, sobre una figura de la literatura del siglo XIX apenas conocida. La autora continúa buscando documentación entre los familiares lejanos de esta escritora pionera, colaboradora de periódicos y revistas en una época en la que el predominio masculino era absoluto. A diferencia de otras mujeres de su tiempo, tuvo una vida acomodada, pero su impronta ya forma parte de la historia de las letras ibicencas. El cuarto capítulo, titulado Formentera, el mito de la isla de las mujeres revisado desde una perspectiva de género, es obra de Sònia Cardona Ferrer y Raquel González Cardona, que no pudo asistir a la presentación.

Estas páginas están dedicadas a todas las mujeres anónimas de esta isla, cuya labor pasó incluso más inadvertida que la de las mujeres de Ibiza. «En Formentera no había nombres relevantes de mujeres, y tampoco se había investigado este vacío en la que, paradógicamente, se denominaba ‘la isla de las mujeres’». Las autoras recogen testimonios de una época que no figuraban en los libros pero que describen cómo era Formentera desde un inédito punto de vista inédito hasta hoy. Por último, cierra el libro el capítulo dedicado a Celia Topp, la arqueóloga inglesa nacida en 1915 que contribuyó decisivamente en la investigación de los yacimientos y excavaciones en Ibiza y Formentera y que además desempeñó una encomiable tarea educativa como profesora de idiomas de muchos jóvenes de Santa Eulària y Sant Carles desde su llegada a Ibiza en 1960. La semblanza de esta intelectual corre a cargo de Carlos Gómez Bellard, que no pudo asistir a la presentación.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.