El nuevo tanatorio estará tras la empresa de mármoles de la imagen. | DANIEL ESPINOSA

2

El Ayuntamiento de Santa Eulària inició la semana pasada el proceso de licitación para construir el nuevo tanatorio del municipio, que estará en la falda de la montaña en la que están ubicados el cementerio y el crematorio. Cuando concluya su construcción será el segundo tanatorio de la isla y primero de titularidad pública. El precio estimado de los trabajos es de 1,4 millones de euros. La ejecución está prevista en el plazo de nueve meses a partir de su adjudicación.

La nueva instalación municipal estará explotada a través de una concesión que ya se otorgó en agosto de 2018 a la empresa Aurens, la única que se presentó al procedimiento, que incluía también el crematorio.

Simulación de la zona de distribución del tanatorio con las salas de vela a la izquierda y la sala de ceremonias a la derecha

Simulación de la zona de distribución del tanatorio con las salas de vela a la izquierda y la sala de ceremonias a la derecha.

El proyecto lo conforman cuatro pabellones entre los que estarán distribuidas las diferentes estancias, con una superficie construida de 477 m².

Habrá una sala de ceremonias de 116 m² con capacidad para 43 personas, tres salas para velatorios (dos de 70 m² y una de 60 m²) en las que podrán estar entre 23 y 25 personas, además de la zona de recepción y el espacio de almacenes, donde estará la sala de tanatopraxia. En la zona exterior habrá 3.102 m² en los que se conservará espacio boscoso y se instalarán zonas ajardinas de 550 m² y zonas pavimentadas de 900 m².

La parcela en la que estará ubicada la nueva instalación, situada en la finca Cas Llaurador, tiene una superficie total de 4.605 m² .

Respecto al proyecto, desde el Ayuntamiento indicaron ser conscientes de que no existe una oferta pública de este tipo de servicios en la isla, por lo que se ha considerado adecuado incorporarlo como una prestación más para poder facilitar a las familias todo lo que rodea al velatorio y enterramiento de sus familiares. La empresa ganadora de la concesión del servicio se comprometió a prestar gratuitamente el servicio de conservación de difuntos, fijando una tarifa para la exposición y velatorio de 121 euros por hora.

Cabe señalar que en Sant Josep ya se inauguró este verano la primera sala de velatorios pública de la isla, pero este será el primer tanatorio con todos los servicios para la vela, preparación del cuerpo y ceremonia funeral.

Desde el Consistorio también apuntaron que al estar todas las instalaciones necesarias en un mismo ámbito «todo se facilita técnicamente pero, sobre todo, para las familias también es una ayuda al no tener que hacer esperas o desplazamientos que en unas circunstancias tan delicadas no son fáciles ni agradables».

Respecto a la puesta en marcha del servicio, señalaron que todo dependerá de lo rápido que se pueda hacer la tramitación. «Intentaremos que sea lo antes posible, pero esto siempre depende de las posibles alegaciones que se presenten. Lo que sí que está claro es que una vez esté adjudicado, el tiempo de ejecución previsto es de menos de un año», explicaron.