Trabajadores de la residencia Cas Serres están dos meses sin cobrar

| Ibiza |

Valorar:
Entrada al Hospital Residencial Cas Serres.

Entrada al Hospital Residencial Cas Serres.

MARCELO SASTRE

11 trabajadores del Hospital Residencia Asistida de Cas Serres, contratados de forma extraordinaria entre el 29 de septiembre y el 27 de octubre por la pandemia de COVID-19 por el Consell d’Eivissa, cobraron en la jornada de ayer. Algunos de ellos llevaban dos meses sin recibir ningún ingreso.

Desde el Consell justificaron que se trata de la primera vez que la institución utiliza esta modalidad de contratación, «que collevan una tramitación compleja». Explicaron que trabajan desde hace días para solucionar los problemas administrativos que fueron resueltos ayer por la noche.

El presidente del Comité de Empresa del Consell Insular d’Eivissa, Juan Luis Núñez, manifestó, ayer, ser consciente de que se está trabajando en este tema, «pero no es suficiente, la gente tiene su situación personal. El otro día le pedía a una trabajadora que se pusiera en contacto conmigo por whatsapp para ayudarla con un escrito y me dijo que no podía porque le habían cortado la línea de móvil», ejemplificó. Un ejemplo nimio, matizó, si se tienen en cuenta otros gastos como el alquiler de la vivienda, la hipoteca o la comida.

«A todo esto se suma un ambiente ciertamente crispado por la falta de personal para sustituciones», explicó Núñez en una nota, «que provoca puestos sin cubrir en casi cada turno con la consiguiente sobrecarga de trabajo del personal. Supone además que el personal deba doblar turnos y trabajar sus días libres para ir cubriendo parte de esos puestos que no se pueden sustituir, y la sistemática denegación de vacaciones y permisos, incluso un día antes de disfrutarlas».

Todo ello ha llevado a algunos trabajadores a manifestar su voluntad de irse a otro centro hospitalario o asistencial, en un momento en que la demanda de personal sanitario es elevada. «Aunque cobren mañana (por hoy) se irán igual, el Consell debería contactar con ellos e intentar arreglarlo», valoró Núñez.

Por si esto fuera poco, en las últimas semanas el brote de COVID-19 surgido entre el personal trabajador que afectó en torno a una veintena de personas. Un problema que podría solucionarse ya en la jornada de hoy. «Las últimas PCR han salido todas negativas. Hasta ahora hemos aguantado bien en comparación con otras residencias, lo que significa que se han hecho las cosas bien». Ayer se hicieron las últimas PCR, que si salen negativas supondrán la reincorporación de toda la plantilla.

Contrataciones

Desde el Comité de Empresa indican que «hace meses que se puso encima de la mesa la problemática de la contratación y posibles soluciones a la misma, como la creación de bolsines abiertos y conseguir la excepción del catalán o poder realizar las pruebas para convalidarlo, pero respondieron que cuando llegase el problema actuarían».

Núñez indica que incluso se han presentado escritos para facilitar el proceso administrativo para llevar a cabo estas contrataciones. «Sabemos que existe mucho colapso de trabajo y nosotros intentamos ayudar en todo lo posible».

El Consell tiene previsto en el presupuesto de 2021 incorporar al menos seis trabajadores en Cas Serres: un técnico de gestión, un geriatra, un trabajador social, dos enfermeros y un auxiliar de enfermería. Además aseguran que se trabaja en un decreto para facilitar la contratación.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.