Dos vecinos y un policía nacional lanzan agua con la ayuda de varias mangueras. | Toni P.

0

Lenguas de fuego que alcanzaban más de dos metros de altura y tres personas atendidas por inhalación de humo, una de ellas evacuada a la Policlínica Nuestra Señora del Rosario. Es el resultado del sobresalto con forma de llamas vivido ayer a mediodía en una planta baja localizada en el número 19 de la calle Cosme Vidal Llàser, en el barrio de Cas Serres, en Vila.

La alarma saltó en torno a las 14.30 horas, cuando el fuego se cogía con fuerza en dos casetas de madera ubicadas en una terraza de la finca.

Dos vecinos y un policía nacional lanzan agua con la ayuda de varias mangueras

Dos vecinos y un policía nacional lanzan agua con la ayuda de varias mangueras. Foto: Toni P.

Los vecinos del inmueble se afanaban y tiraban de mangueras para tratar de controlar las llamas que iban cogiendo potencia por la presencia de material inflamable.

Hasta el escenario del incendio llegaban unas primeras unidades de la Policía Nacional y de la Policía Local de Vila. Instantes después se incorporaban los efectivos de una dotación de Bomberos, que se encargaron de extinguir las últimas llamas de un incendio que sobresaltó a unos vecinos que todavía tenían muy presente el virulento incendio que la noche del viernes devoró una vivienda de la calle Campanitx.

Hasta el punto del incendio también se movilizaron dos ambulancias del 061. Los sanitarios atendieron a dos personas con intoxicación leve por humo, mientras que una tercera, un agente de la Policía Nacional que presentaba síntomas más agudos, fue trasladado a la Policlínica.

Las primeras investigaciones apuntan a que el fuego se inició en dos casetas de madera de jardín donde había almacenados maderas, enseres y ropa.