Un espectacular Cadillac rosa ha sido habilitado como jacuzzi.

0

El séptimo hotel de la pujante cadena ibicenca Concept Hotel Group (CHG) será el Grand Paradiso, ubicado en la bahía de Portmany y cuya apertura está prevista para 2022. Este nuevo proyecto del empresario Diego Calvo estará dedicado al cine, el cortometraje y el videoclip, a la imagen en movimiento en todas sus manifestaciones.

«Queremos reivindicar el arte audiovisual en todas sus facetas, superándonos en diseño y concepto. Queremos seguir rompiendo moldes con productos hoteleros diferenciadores de primer nivel que además apuestan fuerte por la cultura», expresa el cofundador del grupo hotelero, que pronostica que se convertirá en «un gran atractivo para la bahía, donde queremos seguir creciendo y establecer un distrito que seduzca tanto al residente como al turista».

Grand Paradiso es un proyecto dedicado al arte audiovisual en todas sus facetas (el cine, el cortometraje o el videoclip), un hotel concebido como homenaje al séptimo arte y a algunas de sus figuras más inspiradoras, como Pedro Almódovar, David Lynch o Wes Anderson, que dan nombre a las tres ‘grand suites’. Todas las habitaciones llevarán el nombre de un artista audiovisual internacional. El hotel contará con una sala de cine, donde se proyectarán películas y documentales, y una galería donde se expondrán en pantallas las obras de distintos artistas.

La elegancia del ‘art decó’
Siguiendo la línea arquitectónica del hotel Paradiso, situado en las inmediaciones, el nuevo Grand Paradiso pretende ser su extensión premium, «un lugar donde confluyen los colores pastel, el art decó -en su versión más clásica y elegante- y el hedonismo en plena bahía de Sant Antoni», como recoge la campaña promocional que está iniciando CHG. El estudio Ilmio Design se ha encargado de cada detalle, inspirado por los cánones estéticos del art decó más clásico: los colores pastel, las formas geométricas y el contraste de luz y texturas. Por su parte, el estudio del diseñador ibicenco Marcos Torres ha elaborado el arte gráfico con premisas como las líneas finas y marcadas o los detalles dorados que envuelven de elegancia este nuevo concepto artístico en forma de hotel.

‘Grand suites’ y cine. Las habitaciones estrella del séptimo hotel de la cadena CHG disponen de jacuzzi, un cuadro-tv, equipo de música y una bola de espejos que transforma la atmósfera en party o sexy. Uno de los atractivos más originales es la sala de cine clásico.

Entre los detalles originales de Grand Paradiso figura el lobby, donde no existe el convencional mostrador de recepción y que se ha conformado como un punto de encuentro con una jukebox de los 70. «Un hall impactante es la mejor carta de presentación de un hotel», expresa Calvo, que subraya el protagonismo de este espacio, que contará con un sofá en forma de serpiente que atraviesa toda la estancia: «Es un espacio abierto que se convertirá en punto de encuentro perfecto antes de ir a ver una película en nuestro cine o tomar una copa en la azotea al atardecer».

Cine con butacas de terciopelo
Uno de los grandes atractivos del hotel es su sala de cine clásico, con butacas de terciopelo rojo y mesitas con su lámpara individual, «que es el mejor homenaje posible al séptimo arte, un pequeño templo para los amantes del cine donde se proyectarán películas en versión oroiginal y ciclos de documentales».

En la galería de arte contemporáneo se expondrán obras de artistas audiovisuales internacionales que formarán parte de ciclos temporales. «La intención es que las intervenciones artísticas llevadas a cabo en el hotel sean experiencias visuales que lleven nuestros sentidos a otro nivel y que se conviertan en ese recuerdo estimulante al que siempre quieres volver», señala Diego Calvo.

Un Cadillac como jacuzzi
Otro de los espacios emblemáticos del hotel es la zona de la piscina, «que quiere ser el resurgir de la dolce vita americana» y que contará con actuaciones en directo. Habrá una cabina de dj con forma de caseta de playa clásica de Miami Beach, siguiendo el estilo del hotel Paradiso. Pero el elemento más rompedor en el hotel Grand Paradiso (como es la Zero Suite en el vecino Paradiso o la capilla en el transgresor Romeo’s Motel, de la misma cadena) será un espectacular Cadillac ‘El Dorado’ de color rosa, que ha sido habilitado ¡como jacuzzi!

Las suites serán más lujosas y con un estilo algo más clásico que las del vecino Paradiso, y todas ellas cuentan con un cuadro-TV que muestra el trabajo audiovisual del artista que da nombre a la habitación.

Los huéspedes dispondrán asimismo de un libro de contenido relacionado, un cuadro enmarcado con el cartel de algún trabajo del artista, los clásicos altavoces Marshall, así como una nevera Smeg, elementos que caracterizan a esta cadena.

Las tres ‘grand suites’ frontales disponen de jacuzzi y una gran bola disco de espejos que varía su iluminación en función del estado de ánimo de cada huésped: disco, party, sexy…