Pere Lomas, Joana Tur y Carmen Ansuategui, portavoces del STEI en Ibiza. | Daniel Espinosa

6

El STEI publicó ayer su Estudio sobre la movilidad del profesorado y otras implicaciones educativas, en el que se ha constatado la elevadísima pérdida de profesorado en las Pitusas, con 44 docentes del colectivo de maestros que se trasladarán mayoritariamente a Mallorca y 47 de Secundaria, 41 de los cuales se trasladarán a la península, principalmente a la Comunidad Valenciana. Esta situación contrasta con la de Mallorca, que gana 32 docentes, y Menorca, que no pierde a ninguno.

Prácticamente todos los centros de Ibiza y Formentera pierden docentes. Desde el STEI destacan un centro en el que son 9 los maestros que abandonan la isla, a la vez que lamentan que se pierdan docentes en la totalidad de los institutos pitiusos, en alguno de los casos son hasta 12 profesionales los que abandonan. El sindicato no considera que «la renovación de los claustros sea negativo per se», pero sí apunta a que la situación se repite año tras año, hecho que dificulta la continuidad de proyectos de trabajo, la dinámica del centro o incluso el conocimiento del alumnado.

Causas
Aunque de el STEI no cuestiona la libertad de las personas a la hora de elegir su lugar de trabajo y residencia, no deja de poner el foco en el trabajo que se hace desde los centros y Conselleria para formar aquí a los docentes para que después no siempre se pueda revertir en la mejora de la educación en la Pitiusas, «ya que un gran número de este funcionariado, que ha aprobado y se ha preparado aquí como docente, decide abandonar Ibiza y Formentera», aseguran desde el sindicato.

Otras de las causas a las que apuntan son, por un lado, la poca oferta educativa superior y por otro, las insuficientes plazas para el máster de profesorado que se imparte en la UIB, obligatorio para ejercer la docencia.

Por eso desde el sindicato se piden medidas a la Conselleria para facilitar la estabilidad del profesorado, como por ejemplo dotar de facilidades a la hora de buscar vivienda (uno de los mayores problemas en la isla) que se adapten a la realidad de las islas. También señalan las dificultades a la hora de cubrir la sustituciones y ciertas vacantes, especialmente en el cuerpo de secundaria y de Formación Profesional.

Poca oferta de grados superiores en Formación Profesional
Otra reivindicación que parte del estudio del STEI va dirigida a la oferta educativa de Formación Profesional, que en Ibiza y Formentera no ofrece ciertos ciclos superiores necesarios para optar a plazas docentes.

También pone el acento en la demanda de trabajadores que hay en el sector náutico en Ibiza y Formentera, mientras no existe ningún ciclo formativo de mantenimiento de barcos de recreo, como sí existen en Menorca y Mallorca. «La Formación Profesional debe adaptarse a la realidad del mercado laboral», reivindican desde el STEI.

La oferta de ocupación de este año, la que sale a oposición por parte de la Conselleria, es de 251 plazas entre todos los cuerpos (Primaria, Secundaria, Formación Profesional, Escuela de Idiomas y Conservatorio). Por lo tanto, si se han perdido 91 plazas y llegan a cubrirse todas las ofertadas, finalmente serán 160 las que se puedan cubrir.