Obras en un edificio de la Avenida Pedro Matutes Noguera. | Toni Planells

1

La Federación Empresarial Hotelera de Ibiza y Formentera (Fehif) reclamó este viernes al Ayuntamiento de Vila la paralización de las obras que están en marcha en el municipio hasta el mes de septiembre, según informa EFE.

En un comunicado, los hoteleros han señalado que el bando municipal relativo a la prohibición de las obras durante el verano solo regula el horario y permite continuar con los trabajos causando «ruido» al lado de 3.000 plazas de alojamiento.

Los hoteleros han querido hacer pública su «absoluta decepción con la gestión municipal» y han añadido que no se les ha consultado sobre este bando, que califican de acto «imprudente y no meditado», que deja a los alojamientos afectados «llenos de clientes insatisfechos y quejosos».

Desde la federación han lamentado que «no se defienda» el turismo en la ciudad de Ibiza, que es donde concentra el mayor número de plazas turísticas, y que se vayan a ejecutar durante el verano «al menos media docena de obras», alguna de ellas de titularidad pública, han añadido.

También han remarcado que el sector de la construcción «no se ha visto tan afectado» por la pandemia, como sí lo ha hecho el de alojamiento y todos los sectores turísticos, que el año pasado «casi no tuvieron actividad».

Sin embargo, han criticado que es la actividad turística la «sacrificada» con perjuicios de imagen y económicos por las obras.

Los hoteleros han incidido en que les «desanima profundamente la nula protección» del turismo por parte del Ayuntamiento, que se «dedica a hacer planes para el año 2030».

Han destacado que los hoteles se encuentran planificando su apertura «con mucha incertidumbre y nervios» y que se encuentran «desamparados» por el Consistorio.

El Ayuntamiento de Ibiza reconoció esta semana que trata de mantener con este bando un equilibrio entre los intereses de los comerciantes y las empresas hoteleras y los de las constructoras, limitando el horario de las obras, que no pueden empezar antes de las 10, pero sin llegar a detenerlas.