Los estudiantes que acudieron junto a sus profesores a entregar lo que habían comprado a Cáritas Parroquial de Puig d’en Valls recibieron las explicaciones por parte de los voluntarios del centro y se llevaron a casa una magnífica lección para el futuro.

0

Los alumnos de 5º de Primaria del Colegio de Puig d’en Valls se han unido a la delegación de Cáritas del pueblo para ayudar a las personas que peor lo están pasando a raíz de la crisis económica que ha dejado el coronavirus en la isla de Ibiza.

Según explicó ayer a Periódico de Ibiza y Formentera el director del centro Noel Ramon la iniciativa ha surgido tras el concurso virtual de máscaras y antifaces caseros de Carnaval que propuso el Ayuntamiento de Santa Eulària para todos los centros de Infantil y Primaria del municipio. Los premios eran de 1000 euros para todos los colegios participantes con la condición de tenerlo que gastar en distintos negocios del municipio.

Dicho y hecho. Los propios estudiantes, comandados por sus tres profesores Edu Sánchez Meroño, Rubén Peris y Susana Roselló, fueron los que tomaron la decisión de echar una mano a los más necesitados. Acudieron a distintos establecimientos y a varios supermercados del pueblo de Puig d’en Valls y allí adquirieron grandes cantidades de todo tipo de productos de primera necesidad de alimentación e higiene como por ejemplo legumbres, arroz, leche, tomate frito, pasta, detergente, pañales, jabón o champús.

Después, una mañana se presentaron con sus profesores en la sede de Cáritas del pueblo a entregarlo todo. Allí les esperaba con los brazos abiertos Lina, una de las voluntarias, y después de agradecerles la donación les explicó como es el funcionamiento diario del centro y cual es el trabajo que llevan a cabo «para que las personas que están pasando por serias dificultades no se sientan solos y puedan intentar salir adelante».

En este sentido, Noel Ramon aseguró «que para los estudiantes participantes ha sido una gran lección para el futuro y un golpe de realidad sobre lo que está sucediendo en Ibiza actualmente» y explicó que ideas como estas forman parte de una de las bases educativas del propio colegio «desde hace ya muchos años» como demuestra, que también son embajadores de la asociación Save the children.