El detenido circulaba a gran velocidad por la calle Margarita Ankermann de Santa Eulària.

5

Cuadruplicando la tasa máxima de alcohol después de circular de forma temeraria por el núcleo urbano, con el carné caducado y sin el seguro obligatorio. Así fue interceptado la tarde del lunes un conductor que fue detenido por la Policía Local de Santa Eulària por un delito contra la seguridad vial.

Según informaron este martes fuentes municipales, la detención del hombre se desencadenó después de que una patrulla policial advirtiese al conductor circulando a gran velocidad en dirección a Ibiza por la calle Margarita Ankermann de Santa Eulària. La conducta temeraria fue parada por una patrulla que le cerró el paso a la entrada de una rotonda en la carretera EI-300.

Las mismas fuentes detallaron que el hombre, que conducía un descapotable de color blanco y viajaba con una mujer de acompañante, fue visto a gran velocidad en la calle Margarita Ankermann, «haciendo ‘eses’ y adelantamientos en lugares prohibidos».

Temerario al volante

La Policía activó a una patrulla para darle alcance, así como a la Unidad de Atestados. Además, se movilizó a otra pareja de agentes que se encontraba patrullando por la zona de Jesús y que esperó al infractor a la altura del barrio de Can Ramon.

El coche llegó a la zona realizando adelantamientos por ambos carriles a gran velocidad y fue parado en el acceso de la rotonda, punto donde la patrulla había activado las señales de emergencia y le cerró el paso.

En el primer test de alcoholemia el conductor arrojó un resultado de 1,05 mg/l, por lo que se solicitó la presencia de una patrulla de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. En los dos siguientes controles con el etilómetro, el resultado fue de 0,95 y 0,91 mg/l, constituyendo una tasa penal a lo que se sumó el delito contra la seguridad vial. Los agentes inmovilizaron y retiraron el vehículo.