La entrega simbólica de los dos cheques tuvo lugar ayer por la mañana en Destino Pacha Ibiza y en ella estuvieron Manuel Garí y Cres Huertas, presidente y director de la Fundación Pacha, respectivamente, la patrona de la fundación María Luisa Cava de Llano, la mecenas y restauradora Alba Pau y la presidenta y gerente de Apneef, Susi Fresneda y Carmen Boned. | Daniel Espinosa

0

Destino Pacha Ibiza fue el destino escogido este jueves por la mañana para la entrega simbólica de dos cheques por parte de la Fundación Pacha a la Asociación de Personas con Necesidades Especiales de Eivissa i Formentera (Apneef).

En ellos aparecía la recaudación de lo conseguido por la asociación a través de la cena solidaria que se organizó en el restaurante cabaret Lío el pasado 30 de mayo y que ascendía a más de 17.815 euros, y a lo que se ha logrado con la venta de su calendario solidario y que ha supuesto 23.270 euros.

Según explicó este jueves a Periódico de Ibiza y Formentera la gerente de Apneef, Carmen Boned, de nuevo la sociedad ibicenca ha vuelto a dar una lección de compromiso y solidaridad ayudando a la asociación. «Estamos tremendamente contentos y también muy sorprendidos y agradecidos porque este año, a pesar de la crisis que nos ha dejado el coronavirus, hemos conseguido el récord de dinero recaudado con nuestro calendario solidario, del que se lanzaron 4000 ejemplares que se vendían por seis euros».

Además, Boned quiso dar las gracias públicamente a la Fundación Pacha «por su compromiso un año más con Apneef y otras asociaciones de la isla», y a Alba Pau, «madrina, mecenas y alma mater de todas las iniciativas que se organizan desde la asociación porque sin ella nada de esto sería posible».

No en vano, la gerente de la asociación recordó que actualmente Apneef da servicio a unas 400 familias cada semana, además de otros usuarios que acuden a distintas actividades individuales. «El año pasado terminamos con un balance negativo de unos 79.000 euros y por eso, ahora más que nunca, el trabajo que realizamos y el futuro de muchos de nuestros chicos depende del apoyo de los ibicencos, quienes nos han vuelto a dar una lección de solidaridad y compromiso realmente emocionante».

El nuevo local, en septiembre
El dinero recaudado supone, según Boned, «un soplo de aire fresco y una importante inyección de ilusión después de un año 2020 especialmente duro en el que se han tenido que suspender numerosos actos benéficos de la asociación debido al coronavirus».
Además, parte de la cantidad se destinará directamente a conseguir que por fin se termine el local de unos 230 metros cuadrados que Apneef tiene pensado poner en marcha en el pueblo de Santa Eulària, junto a la gasolinera de Repsol que hay saliendo hacia Es Canar.
En este sentido Carmen Boned explicó a este periódico que después de que el proyecto «estuviera paralizado por un tema de la infraestructura del que se tenía que ocupar la comunidad» esta semana han comenzado los trabajos con la constructora que ha contratado la asociación. Así las cosas, la intención es que el próximo mes de septiembre esté todo listo y funcionando. «Ya por fin parece que vemos la luz al final del túnel y estamos muy ilusionados porque se trata de un empujón muy importante para poder ayudar a nuestras familias y usuarios del norte de la isla sin tener que depender de ayudas externas de administraciones o colegios», aseguró la gerente de Apneef.

No en vano, Boned confirmó que el nuevo local se adaptará a todas las normativas que se exigen por parte de cualquier administración para poder prestar servicios con niños y personas con necesidades especiales. «Nuestra idea es que sea un referente y por eso tendrá todo lo que necesitan nuestros usuarios, desde salas diferentes de fisioterapia o psicomotricidad, una zona de talleres y otras para dar servicios de logopedia o psicología».
Además, con este local también se conseguirá ahorrar en los desplazamientos que llevan a cabo los trabajadores y profesionales de Apneef. «Desde que nació la asociación siempre hemos intentado acercarnos nosotros a las familias porque somos conscientes que para muchas de ellas es muy complicado acercarse hasta nuestra sede en Ibiza pero ahora, con este local, muchos usuarios de la zona norte podrán estar mucho más cómodos y mejor atendidos».