Vista general del barrio de ses Figueretes, en Vila, donde prolifera el alquiler de pisos y apartamentos a turistas. | Toni Escobar

7

El GEN afirmó este viernes en nota de prensa que el Consell d’Eivissa y el responsable del área de Territorio, Mariano Juan, «buscan cómplices, no consenso, para involucionar en materia de territorio» en relación al decreto de simplificación administrativa. Por ello, exigen a todas las fuerzas políticas el «consenso urgente para elaborar un plan de decrecimiento de plazas turísticas en Ibiza».

En este sentido, los ecologistas explicaron que la mayor de las Pitiusas siguen «sufriendo los nefastos efectos del PTI del PP del año 2004, hecho sin consenso ni miramiento y sin la suficiente protección que le tendría que haber otorgado la última modificación de este documento».

El GEN afirmó que Ibiza está viviendo «una situación de emergencia territorial, agravada por el cambio climático global y la sobrepoblación provocada por la masificación turística».

Añadieron, además, que la mayor de las Pitiusas «necesita urgentemente decrecer en términos turísticos y es vital que las fuerzas políticas de la isla se sienten a hablar de la situación de colapso real que sufrimos y, con una perspectiva de futuro, se elabore un plan de decrecimiento turístico».

Según afirmaron, actualmente la isla «se encuentra muy por encima de los límites sostenibles con una ocupación de plazas inferior al 70% debido a la situación sanitaria actual». Criticaron, además, que la gestión del área de disciplina urbanística «sigue ausente, con resultados nulos. El conseller Mariano Juan se dedica a buscar fórmulas para legalizar y edificar al viejo estilo».

El GEN afirmó que se debe iniciar un «camino hacia una planificación que devuelva la calidad de vida que los ibicencos estamos perdiendo por un modelo absurdo, obsoleto y suicida, alentado desde las instituciones», concluyeron.