Dos agentes de la Policía Local. | Ayuntamiento de Sant Antoni

3

La Policía Local de Sant Antoni levantó seis actas COVID-19 contra un establecimiento del municipio por superar el aforo máximo permitido y cometer infracciones como tener clientes consumiendo en la barra pasadas las 00.00 horas o permitir el baile en el interior.

Según informó el Ayuntamiento, el local también fue denunciado por ocupar en la vía pública una superficie superior a la autorizada y no tener el limitador de música correctamente calibrado.

Los agentes denunciaron además a otro establecimiento por tener clientes consumiendo en la barra pasada la medianoche y por disponer de música sin contar con limitador ni presentar estudio acústico ni licencia de actividad secundaria. Además, otros dos locales fueron denunciados por publicidad dinámica.

Por otra parte, la Policía ha actuado este fin de semana contra dos botellones organizados en la zona de Caló des Moro, interponiendo en total 40 denuncias por consumir alcohol en la vía pública incumpliendo la Ordenanza Municipal de Convivencia.

Este fin de semana se ha detectado que en los botellones participaban residentes de la isla, mayoritariamente de fuera del municipio de Sant Antoni. Los agentes incluso tuvieron que afrontar situaciones violentas por parte de algunos asistentes que lanzaron algunas piedras a los vehículos policiales.