Pleno celebrado este viernes en el Consell de Ibiza. | Consell de Ibiza

4

El Pleno del Consell de Ibiza ha aprobado este viernes, de manera inicial y sin votos en contra, el Proyecto de prestación del servicio regular permanente de uso general del transporte de viajeros por carretera de la isla a la sesión plenaria ordinaria del mes de septiembre. Este nuevo proyecto de líneas obliga a las futuras empresas concesionarias de autobús a ofrecer más expediciones de autobús, mejorar las conexiones y operar con vehículos más sostenibles.

El vicepresidente segundo y consejero de Transportes, Javier Torres, ha presentado hoy este proyecto y ha puntualizado que ahora se abre un plazo de 30 días para registrar alegaciones o propuestas. "El servicio de autobús es fundamental para Ibiza, para la sostenibilidad y para la ciudadanía. Hace demasiados años que nuestro transporte público tiene carencias que no son aceptables y nuestro objetivo es impulsar este servicio para paliar estos déficits de manera definitiva", manifestó Torres durante el pleno del Consell Insular d’Eivissa.

En la explicación del consejero, se han resumido algunas mejoras, que, en líneas generales, implican un aumento importante de los servicios de transporte público, sobre todo durante el invierno, mejoras a los vehículos (menos contaminantes y con prestaciones como Internet y pantallas que informan de las paradas) y actualizaciones de tarifas.

En concreto, habrá tarifas especiales para las conexiones con el aeropuerto y con las playas, se eliminará la caducidad del saldo de todas las tarjetas y el transbordos entre líneas serán gratuitos los primeros 60 minutos. También se mantienen las modalidades actuales y se añade la T-4, una tarjeta específica para visitantes para viajar en bus durante cuatro días. Dentro de que finalmente se licite el servicio estudiarán más alternativas para los no residentes.

Torres ha recordado que gracias a la aprobación definitiva del Plan insular de servicios de transporte regular de viajeros por carretera de la isla de Eivissa, el Departamento de Transportes ha podido definir una nueva estructura y modelo de servicio, que persigue como objetivos estratégicos fundamentales del aumento y la modernización de los servicios públicos de transporte.

"Este proyecto de líneas es una apuesta de futuro para la movilidad de la isla y se ha dimensionado teniendo en cuenta sus características. Planteamos una alternativa real al vehículo propio", manifestó Torres, quien ha recordado que las concesiones del servicio público de transporte de viajeros llevan 10 años caducadas. "Eivissa merece un servicio de autobús digno y durante esta legislatura nuestra máxima prioridad es conseguirlo", recalcó el vicepresidente segundo y consejero insular de Transportes.

Respecto a las mejoras por municipios, todos registrarán un aumento del servicio de autobús, de las expediciones, sobre todo durante el invierno y de las conexiones.

Respecto a los vehículos, se exige que sean menos contaminantes y que contribuyan al ahorro energético. Además, se adaptarán a las personas con movilidad reducida (PMR), tendrán conexión wifi, contarán con pantallas informativas y altavoces y todos los autobuses del aeropuerto dispondrán de portamaletas. Algunos también se dotarán de portabicis. Todos los vehículos también estarán dimensionados a las necesidades de cada línea.

Por último, Torres ha recordado que el sistema de información se integrará con el proyecto Ibiza Smart Island y los 150 postes indicadores que se instalarán informarán de la localización de los autobuses. Otra novedad es que se ofrecerá una aplicación móvil para indicar en tiempo real la llegada del vehículo en las paradas.

"Eivissa merece un transporte público más eficiente y nuestro objetivo es que sea una realidad lo antes posible", concluyó Torres.