Toni Roldán y Joan Torres, en el congreso de El Pi de Ibiza celebrado este año. | Marcelo Sastre

1

El partido regionalista El Pi ha trasladado su batalla autonómica a Ibiza, donde se ha abierto un nuevo frente entre los comités de Vila, Sant Josep y Santa Eulària contra el de Sant Antoni, presidido por Joan Torres.


Y son las propias decisiones de Torres como integrante del equipo de gobierno de la Villa de Portmany las detonantes de este nuevo frente.


En un comunicado, los comités de Vila, Santa Eulària y Sant Josep anunciaron que se «desvinculaban» de las decisiones tomadas por Torres en Sant Antoni ya que «ha actuado de forma unilateral sin tener en cuenta la opinión de sus compañeros».
En este sentido, el presidente de El Pi de la isla de Ibiza, Toni Roldán, aseguró que la decisión de votar en contra de la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana que su equipo de gobierno había propuesto fue «única y exclusivamente suya».


Roldán reconoció que se habían visto obligados a dar este paso «porque ya es la segunda vez que Torres actúa sin contar con sus compañeros, de modo que nos vemos obligados a desvincularnos de sus decisiones en Sant Antoni».


Va por libre
Por su parte Paco Serra, presidente de El Pi de Vila, destacó que «no estamos contentos con su manera de actuar, va por libre contuinuamente». Asimismo, recordó que «nosotros somos un equipo, y aunque no estemos de acuerdo con todo lo que se propone, lo hablamos y llegamos a acuerdos. Queremos seguir trabajando de esta manera», sentenció.


Estas declaraciones tuvieron rápidamente contestación por parte del Comité de El Pi de Sant Antoni, que no dudó en apoyar a su presidente local. destacaron también en un comunicado que «los comités locales son soberanos y con capacidad para decidir las políticas propias de su ámbito de actuación, sin ingerencias de otros órganos del partido».


Asimismo señalaron que en lo referente a la modificación puntual del PGOU de Sant Antoni «es un tema muy concreto y técnico de la gestión diaria de una corporación municipal y que, por tanto, siguiendo la autonomía municipal que emana de los estatutos de la formación es competencia del Comité Local de Sant Antoni fijar la postura en relación a este tema».


De cualquier forma, insistireron que es importante que el partido esté unido a nivel insular «y hará todos los esfuerzos necesarios, de la misma manera que lo pide al resto de comités, con el fin de mejorar la comunicaicón y ayudar a que el proyecto crezca y sea una herramienta útil para la sociedad ibicenca».