La consellera de Bienestar Social de Ibiza fue con Mary, Silvina y Abel en la Unidad de Emergencia Social.

2

La consellera de Bienestar Social de Ibiza, Carolina Escandell, vivió el pasado miércoles una «noche intensa, emotiva y muy interesante», según sus propias palabras, puesto que acompañó a la Unidad de Emergencia Social (UES) de Cruz Roja.

Escandell aseguró a través de sus redes sociales que era un «privilegio» trabajar con los voluntarios y conocer de primera mano la «impagable» labor que llevan a cabo. Su mensaje concluyó dando las gracias a los «ángeles de esta noche, Mary, Silvina y Abel».
La consellera reconoció que la relación del Consell con la UES es «muy fluida», así que «me entró la inquietud de conocer su trabajo de primera mano”.

«Conocía el servicio, pero nunca había participado en él. Me daba la impresión también de que está poco dotado, que hace tiempo que no se ha actualizado, y pedí si podía salir una noche con ellos como un voluntario cualquiera», relató. Escandell ya avanzó que «alguna cosa más habrá que hacer» para mejorar la situación de esta unidad de Cruz Roja.
En una noche, el equipo visitó a unas 30 personas que duermen en la calle. Una labor que arrancó sobre las 20.00 horas con los preparativos de la logística y de los productos que reparten entre los usuarios, como caldo, mantas o material higiénico.

La responsable de Bienestar Social destacó que, de esta experiencia, varias cosas le llamaron la atención, como la empatía y generosidad de los voluntarios con las personas que asisten. «Es gente que no tiene ningún tipo de compensación. Lo hacen porque quieren», señaló Escandell.

Por otro lado, reconoció la sorpresa que le causó el hecho de que prácticamente no había mujeres entre los usuarios atendidos. Según le explicaron los voluntarios, normalmente ellas tienen otras dinámicas, «aunque igual ayer era algo circunstancial».

Para la consellera, fue una experiencia inolvidable porque «te vas a casa con el corazón tocado ya que no es lo mismo saber que hay personas con necesidades que verlo de primera mano». «Creo que es un ejercicio que, por lo menos una vez, deberíamos hacer cada uno de nosotros», añadió también. De hecho, reconoció que en la institución insular se han propuesto ir conociendo de manera directa todos los servicios en los que el Consell colabora. «No es lo mismo que te lo expliquen, verlo en un informe, que actuar», concluyó.