Vídeo registrado por la cámara del seguridad en el momento del atraco.

13

Agentes de la Guardia Civil arrestaron el jueves en Ibiza al joven delincuente que la tarde del 9 de septiembre protagonizó un atraco a mano armada en la farmacia de Sant Jordi, un atraco que sería el primero de una serie de al menos otros tres robos con violencia en la isla.

Según informaron este viernes desde la Oficina Periférica de Comunicación (OPC) de la Guardia Civil, el arrestado es un joven de 18 años y nacionalidad española al que se le investiga por la comisión de al menos cuatro delitos de robo con violencia e intimidación, golpes cometidos en establecimientos comerciales de Sant Josep y Santa Eulària.

Tras el atraco a punta de cuchillo de Sant Jordi, la Guardia Civil abrió una investigación para identificar y localizar al delincuente, un hombre de complexión delgada que se hizo con el dinero de la caja en cuestión de un minuto tras amenazar a los dos empleados con un cuchillo de grandes dimensiones, tal y como avanzó Periódico de Ibiza y Formentera.

La Guardia Civil detiene al autor del atraco a mano armada en una farmacia de Sant Jordi

Agentes de la Guardia Civil junto al autor del atraco a mano armada en una farmacia de Sant Jordi.

Botín de más de 7.000 euros

A finales de septiembre el mismo individuo cometió en Sant Jprdi otro robo, esta vez en un supermercado. Las mismas fuentes detallaron que, ya en octubre, el ahora detenido perpetró otro robo más en grado de tentativa en un salón recreativo de Sant Josep y un cuarto en otro salón recreativo de Santa Eulària, donde se apoderó de 7.000 euros tras amenazar a la señora de la limpieza con un cuchillo, a la cual le ocasionó lesiones a raíz de la violenta agresión.

Los agentes que llevaban a cabo la investigación consiguieron identificar al joven tras realizar numerosas gestiones y vigilancias nocturnas en zonas por donde pudiera estar el autor. Una vez localizado, fue detenido. El joven actuaba en solitario y robaba un ciclomotor para cometer los robos, un vehículo que abandonaba tras la fuga.