Una de las páginas del Plan Estratégico de Ibiza elaborado por Braintrust.

6

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Ibiza calificó ayer de «despropósito» el nivel de contratación menor que el alcalde de la ciudad, Rafa Ruiz, ha impuesto en el municipio.

El portavoz adjunto de los populares, Jacobo Varela, recordó que desde el PP «venimos diciendo desde hace tiempo que el nivel de contratación menor del Ayuntamiento de Ibiza no es aceptable. Se lo hemos dicho nosotros, se lo ha dicho la Sindicatura de Cuentas pero ellos, con su prepotencia y su soberbia habitual, rechazan cualquier iniciativa que venga del Partido Popular».

En este sentido, Varela insistió en que Ruiz «ha convertido el Ayuntamiento en su cortijo particular», ya que «adjudica contratos a dedo a quien él considera y, por lo que vemos, si alguien es familiar o tiene el carnet del PSOE tiene muchas más posibilidades de conseguir la adjudicación».

El regidor popular señaló que «lo importante para Ruiz y Elena López es que nadie se entrometa en su chiringuito» y criticó duramente su manera de realizar las contrataciones públicas.

«Los ciudadanos tienen ser conocedores de lo que está pasando», subrayó Jacobo Varela, que recordó los últimos contratos del equipo de gobierno municipal destapados por Periódico de Ibiza y Formentera en relación a las adjudicaciones a dedo a socialistas y familiares de socialistas. Además de los contratos anuales a la empresa de la familia del secretario general de la Federación Socialista Pitiusa y conseller balear de Vivienda, Josep Marí Ribas Agustinet, «tenemos por un lado dos contratos por importe de 14.999 euros, cuando el límite legal es de 15.000, adjudicados el mismo día, por el mismo concepto, por el mismo trabajo y adjudicados a la mujer del que era el alcalde en la sombra en su momento (en referencia al ex edil Alfonso Molina)», indicó. «Y ahora tenemos un contrato de un Plan Estratégico de Turismo, que se adjudica cuatro días después de su presentación y, no contentos con eso, pagan por un plan que tenían gratis por pertenecer al Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España. Y de nuevo adjudicado a una empresa de un histórico socialista. Es kafkiano», concluyó el portavoz adjunto del Grupo Popular de Vila.

En este sentido, hay que recordar que el Consistorio presidido por Rafa Ruiz contrató a la misma empresa que elaboró el Plan Estratégico para la reactivación del turismo cultural y patrimonial del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, Brain Trust Consulting Services SL, para que le realizara un plan estratégico turístico, por un importe de 9.560 euros más IVA.

Un documento que consta de 39 páginas y que es prácticamente igual al que la propia empresa adjudicataria incluyó en el anexo relacionado con la ciudad de Ibiza que se adjuntaba para cada una de las ciudades patrimonio en el plan estratégico conjunto.

En este caso, el estudio estaba financiado por la Secretaría de Estado de Turismo.

Tarragona y Alcalá de Henares no desarrollan plan estratégico propio
Ciudades como Tarragona o Alcalá de Henares hicieron suyo el plan estratégico personalizado incluido en el Plan Estratégico para la reactivación del turismo patrimonial y cultural del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España.

El Ayuntamiento de Ibiza, junto al de Úbeda y el de Mérida, fueron los únicos que utilizaron una empresa externa para elaborar sus planes estratégicos de turismo, aunque en el caso de la ciudad andaluza y la extremeña la compañía fue distinta a la que elaboró el plan conjunto para las ciudades patrimonio.

Otras ciudades patrimonio de la humanidad que presentaron planes estratégicos de turismo en 2021 fueron Ávila, Baeza y Cáceres (en este último caso el propio Ayuntamiento diseñó y redactó el documento).

Santiago de Compostela, Segovia y Toledo tienen todavía vigentes sus planes estratégicos, por lo que no desarrollarán ninguno nuevo mientras dure su vigencia.