Dos agentes de la Policía Local de Sant Antoni. | Policía Local de Sant Antoni

2

Agentes de la Policía Local de Sant Antoni han denunciado a dos conductores de transporte regular que fueron interceptados conduciendo bajo los efectos de las drogas. Según informaron ayer fuentes municipales, uno de los conductores llevaba un autobús regular, mientras que el otro circulaba con un vehículo de gran tonelaje de una empresa privada.

Las actuaciones se produjeron en el marco de una campaña de verificación sobre camiones y autobuses realizada por la Policía Local, en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT) y con inspectores de Transporte del Consell de Ibiza. La campaña concluyó con 9 denuncias entre 58 vehículos controlados.

De las denuncias interpuestas, una fue por falta de documentación y ocho por presentar deficiencias técnicas, la mayor parte de ellas por carecer de ITV. Desde la Jefatura de Policía subrayaron la necesidad de estos controles.