Celebración de las primeras uvas solidarias. | Irene Arango

0

Sant Josep celebró el viernes por la mañana su primera edición de la Fiesta de las Uvas solidarias, al son de las campanadas del reloj de la Iglesia, con la venta de 100 cotillones y 100 bolsas para las uvas.   

En total, este evento, que concentró alrededor de 150 personas en la plaza central de Sant Josep este pasado viernes, recaudó 500 euros para la entidad Ibiza In, según explicaron ayer fuentes municipales. El objetivo principal de esta asociación es la plena inclusión de las personas con diversidad funcional en todos los ámbitos: educativo, cultural, deportivo, social y laboral.

En este sentido, Susana Ribas, la secretaria de Ibiza In, destacó que la diversidad no es un problema sino una oportunidad para que los alumnos conozcan que hay otras realidades. «Lo importante es que nuestros hijos tengan acceso a todo. No limitarlos. Si necesitan más ayuda que el resto, se habilita un monitor experto, pero no hay que separarlos como en guetos», señaló Ribas. Esta organización, pese a tener solo seis meses de vida, ya ha organizado innumerables talleres y actividades inclusivas.

Según Ribas, durante las últimas semanas, han celebrado talleres de galletas, un photocall de temática navideña e, incluso, varias sesiones de yoga.

«También realizamos actividades con niños sin disfunción. No excluimos a nadie», puntualizó la secretaria de Ibiza In. Además, la entidad ha firmado un convenio con el Nàutic    Sant Antoni para llevar a cabo actividades conjuntas en las que puedan participar todos los niños.

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Sant Josep se mostraron muy satisfechos con la acogida que tuvo esta primera edición de la uvas solidarias y la recaudación conseguida. El Consistorio josepí fue el que se puso en contacto con la entidad para la organización de este evento. «Es el primer año, pero no descartamos más actos como este», subrayaron.