5

El Grupo Popular Municipal Popular de Sant Josep de sa Talaia exigió ayer al equipo de gobierno, formado por el PSOE y Podemos, que pague de manera inmediata las ayudas a los afectados por los Don Pepe que se derivan de los 500.000 euros que el Consell Insular dio la orden de pagar de manera urgente al Ayuntamiento el pasado 23 de diciembre. El portavoz municipal Javier Marí explicó que «no es de recibo que en el Consell d’Eivissa se trabaje hasta el último momento para que estas familias puedan recibir la ayuda antes de Navidad y, sin embargo, el equipo de gobierno de Sant Josep se haya ido de vacaciones sin dejar un asunto tan prioritario totalmente resuelto».

Desde el PP se recuerda a PSOE y a Podemos que en los últimos meses, pese a ser la única administración que había hecho una aportación extraordinaria a los ayuntamientos para atender las demandas de Servicios Sociales, «los portavoces de ambas formaciones recorrían platós de televisión y estudios de radio exigiendo únicamente al Consell más dinero para poner un parche en los problemas que ellos mismos habían creado» y, ahora que lo tienen, lamentablemente «son absolutamente incapaces de gestionarlo».

Marí recordó que el Consell d’Eivissa es, a día a hoy, la única administración que ha ayudado económicamente a Sant Josep en este asunto pese a todos los desprecios, mentiras e incluso el arrinconamiento por parte de la izquierda. «Se anunció en televisión una mesa de trabajo en las más altas esferas de la que el Consell no sabía absolutamente nada y que, como es costumbre con la izquierda, no sirvió para absolutamente nada», lamentó el concejal.

Finalmente, el Partido Popular recuerda que el Consell d’Eivissa es la única administración cuyo dinero tiene vocación de ayudar a todos los afectados, y que puede servir para cubrir los gastos derivados de los diferentes desahucios acontecidos en los Don Pepe en los últimos años, a diferencia de las ayudas del Govern balear, que solo pretenden llegar a quienes fueron desahuciados en diciembre de 2021 y únicamente se destinarán a pagar alquileres a partir de 2022.

«El Govern balear se lava las manos, llega tarde y no piensa ayudar a pagar mudanzas, almacenes, gastos hipotecarios o el asesoramiento legal que estos vecinos necesitan ante la obcecación de la izquierda de derribar esos edificios», señaló el portavoz.

Soluciones
El Partido Popular quiere recordar que su postura ante el drama de los Don Pepe no pasa por dar ayudas perpetuamente hasta que los vecinos afectados caigan en el olvido, como pretende la izquierda, sino que pasa necesariamente por encontrar el encaje legal para poder rehabilitar estos edificios.

En este sentido, el Partido Popular presentó en varias ocasiones una propuesta de modificación legislativa que permitiría hacer obras de consolidación y eliminación de barreras arquitectónicas en aquellas edificaciones que se encuentren fuera de ordenación, siempre que su finalidad sea salvaguardar la vida de las personas, sin crecimiento urbanístico ni sin mejoras estéticas, un artículo que ya se aplica en otras comunidades, como Cataluña.

Sin embargo, la izquierda ha negado esta modificación en bloque, sin ofrecer absolutamente ninguna alternativa.

Por todo ello, desde el Partido Popular se exige al conseller balear de Vivienda, Josep Marí Agustinet, que ejerza sus competencias y dé una alternativa «clara y real» a estos vecinos. «Si acaba la legislatura y no ha sido capaz de plantear una alternativa a estos afectados, demostrará su absoluta incapacidad para gestionar absolutamente nada», lamentó Javier Marí.