7

El Ayuntamiento de Sant Josep emitió ayer un comunicado donde acusó al Partido Popular de hacer «filibusterismo» y «oportunismo» ante el «sufrimiento» de los afectados por el desalojo de los apartamentos Don Pepe.

Este comunicado llega como respuesta a la petición de los ‘populares’ de este pasado domingo donde urgían al equipo de gobierno «a abonar las ayudas por 500.000 euros que el Consell d’Eivissa dio la orden de pagar de manera urgente el 23 de diciembre». El Consistorio que dirige Ángel Luis Guerrero aseguró que el PP ejerce «una oposición ruin y desleal» y criticó «que exija una diligencia que no aplica en las instituciones donde manda». En este sentido, cuestionó que se exija al Ayuntamiento conceder las ayudas cuando solo ha tenido «tres días hábiles» desde que el dinero llegó a las arcas municipales.

Así, desde Sant Josep precisaron que recibieron el convenio del Consell d’Eivissa para formalizar las ayudas el pasado 28 de diciembre y, un día después, lo devolvieron firmado. Según el Consistorio josepí, los fondos del Consell d’Eivissa se ingresaron el día 1 de enero, por lo que antes del comunicado del PP de Sant Josep únicamente habían transcurrido tres días hábiles.

La advertencia
Más allá de la trifulca política, desde el Ayuntamiento de Sant Josep explicaron que el convenio prevé la llegada de 300.000 euros y da de plazo hasta finales de mayo para justificar que se ha gastado este dinero siguiendo un criterio de los servicios sociales. En caso contrario, Sant Josep debería devolver todo el dinero y no se enviarían los 200.000 euros restantes hasta llegar al medio millón. El Consistorio ha firmado «de buena fe» este convenio del Consell d’Eivissa, confiando en que la institución insular clarifique «qué consideran un gasto justificado en este caso», según explicó el alcalde josepí Ángel Luis Guerrero ayer a través de un comunicado. Guerrero calificó como «patata caliente» el convenio que les ha enviado el Consell d’Eivissa y afirmaron que no disponen de competencias y recursos humanos «que tienen en el Consell d’Eivissa» y precisaron que «sólo aceptamos el convenio para que no acabara [el dinero] en el remanente de tesorería del Consell». Ante las «dudas jurídicas» sobre «qué se puede pagar con ese dinero y qué no», Sant Josep pide que se convoque «de manera urgente la comisión de seguimiento del convenio para que el Consell lo clarifique», explicó el primer edil de Sant Josep. Si esto no se produce, desde Sant Jose precisaron ayer que se plantean «de manera muy seria devolver los fondos para que sea la institución insular quien haga el reparto».

Sant Josep explicó que a día de ayer han tramitado nueve ayudas, seis de propietarios y tres de inquilinos, y hay dos más pendientes de cobro que se aprobarán «de manera inminente».