El robo con violencia está siendo investigado por agentes de la Guardia Civil de Sant Antoni. | Daniel Espinosa - Archivo

26

Hospitalizado con una fractura en la pierna tras recibir una paliza para robarle en torno a 1.200 euros y un teléfono móvil. Es parte del resultado de un violento episodio sufrido la madrugada del domingo por un hombre que fue asaltado cuando se encontraba en la zona de aparcamiento de ses Variades, en Sant Antoni.

Los hechos ocurrieron en torno a las 03.30 horas del domingo cuando la víctima, un vecino del municipio de 40 años y nacionalidad española, regresaba con su pareja de cenar y fueron abordados por un grupo de al menos tres jóvenes tras dejar el coche aparcado.

Los asaltantes empezaron a empujarle y golpearle antes de huir del escenario de los hechos ante los gritos de la mujer reclamando auxilio. Los asaltantes salieron a la carrera llevándose más de 1.000 euros en efectivo y el móvil de la víctima, que quedó malherido y con una pierna quebrada.
Hasta el lugar de los hechos fue reclamada la asistencia de una ambulancia para atender al hombre, que ingresó en la Unidad de Traumatología de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario con fractura de tibia y peroné.

Investigación y búsqueda
A la espera de la denuncia de los hechos, una patrulla de la Guardia Civil de Sant Antoni se trasladó al centro policlínico para recabar los primeros datos aportados por el hombre agredido.

Guardia Civil y Policía Local de Sant Antoni colaboran en la investigación e identificación de los presuntos autores de este robo con violencia y revisa otros hechos similares ocurridos recientemente.