Imagen de archivo de un hotel de Ibiza. | Toni P. - Archivo

0

La Federación Hotelera de Ibiza y Formentera ha asegurado este martes "compartir" los objetivos de la nueva ley autonómica de turismo que, entre otras medidas, incluye obligaciones como las camas elevables para evitar enfermedades laborales de las camareras de piso, aunque están pendientes de la letra pequeña.

El gerente de la patronal pitiusa, Manuel Sendino, ha reiterado en declaraciones a Europa Press que comparten los objetivos, pero pendientes aún de comprobar cómo podrán llevar a cabo las inversiones requeridas.

La patronal se ha referido a la obligatoriedad de contar con un plan de circularidad que, entre otras cuestiones, adecuará la nueva normativa turística a los objetivos de otras dos leyes autonómicas, la de Cambio Climático y la de Residuos.

En este sentido, Sendino ha considerado que se trata de un tema "excesivamente burocrático", aunque si se aligera esta obligación y se otorgan plazos para asumir las inversiones que se van a exigir, puesto que vienen de dos años "pésimos", la patronal aceptará el documento al coincidir en los objetivos.

La Federación Hotelera fue informada sobre la nueva ley el pasado viernes, aunque el Govern no consensuó con ellos el documento antes de la presentación.

"Cosas que se plantean, como lo relativo a las camareras de piso o las calderas, son medidas que ya se llevan a cabo tanto en Baleares como fuera y que van en la dirección correcta", han señalado.

En este sentido, ha considerado que "lo que hay que hacer es acomodarse a la capacidad de inversión que pueda haber después de estos dos años".

Con todo, "salvando esto último, el plan es perfectamente compartible", ha insistido el gerente.

El Ejecutivo balear ha anunciado que la nueva ley supondrá una inversión pública de 55 millones de euros y un cambio sustancial hacia el modelo turístico del futuro.

FITUR

La Federación Hotelera pitiusa ha destacado las "esperanzas altas" con las que se acudirá a la feria Fitur de Madrid.

Noticias relacionadas

"Vamos a pensar que este año la ilusión tiene más fundamento y que habrá un buen verano. El mercado nacional siempre ha sido importante en las pitiusas", ha concluido la patronal.