Vicent Marí y Alejandra Ferrer, ayer, hablando en Fitur. | Arnau Camarena

3

No solo el sector hotelero de Ibiza ha estallado contra la nueva Ley Turística de Baleares puesta en marcha por el Govern balear, también los consells de Ibiza y Formentera, que reiteraron ayer que se enteraron de la nueva ley balear por la prensa. «La presentación de la nueva Ley del Turismo no fue la correcta. Tras nuestro enfado, nos pasaron el borrador, de forma extraoficial, por los pasillos de Fitur», destacó en un tono enfadado el vicepresidente primero del Consell d’Eivissa, Mariano Juan a Periódico de Ibiza y Formentera. En este sentido, subrayó que la presidenta del Govern balear, Francina Armengol presentó la reforma de la ley este pasado lunes en Madrid sin haber consensuado antes con los consells de Ibiza y Formentera.

«Nosotros somo los que tendremos que aplicar estas medidas y, hasta hace unas horas, no sabíamos ni que existía este texto», apuntó. Además, según Mariano Juan, el enfado y la confusión de los hoteleros está totalmente justificado, puesto que estas medidas perjudicarán a este sector. «En Ibiza hay muchos hoteles familiares que se verán afectados», puntualizó. Según Juan, desde el Consell d’Eivissa están esperando que el Govern balear convoque una mesa de diálogo para discutir y consensuar esta reforma sobre la mesa.

«Ellos son los que tienen que hacer un calendario de reuniones», señaló. Además, aprovechó para criticar ayer «las palabras sin sentido» del grupo PSOE del Consell Insular. Según Mariano Juan, los socialistas estaban acostumbrados a callar bajo las demandas del Govern, pero «nosotros antes de adherirnos a algún proyecto, queremos leerlo», afirmó. En este sentido, tras el enfado del Consell d’Eivissa, los socialistas ibicencos defendieron ayer las formas de Armengol y el nuevo texto legislativo y acusaron al PP de rechazar la nueva ley sin ninguna explicación.

«Fe ciega» del PSOE de Ibiza
«Las críticas del PP son una pataleta de un partido que está más preocupado en hacer oposición al Govern balear, que en defender el turismo de nuestra isla», destacó el anterior presidente y portavoz del PSOE, Vicent Torres. En este sentido, el vicepresidente Mariano Juan insistió: «Esa fe ciega la dejamos para los socialistas. Nosotros queremos una mesa de diálogo para saber qué dice la ley», subrayó. No obstante, según el vicepresidente primero del Consell d’Eivissa, el siguiente paso será reunirse con el sector hotelero estos días para debatir algunos puntos, y «saber qué es lo que quieren».

Por su parte, la presidenta de Baleares, Francina Armengol, se mostró ayer tranquila en Fitur y aseguró que el Govern tiene un diálogo permanente con las islas para «consensuar» la evolución de la ley de turismo. Además, afirmó que cuando la nueva ley autonómica de turismo arranque los demás irán detrás. Explicó también que la norma presentada solo es el «marco» de un proyecto que, según Armengol, convertirá Baleares en un destino sostenible y en el primero circular del mundo. Estas declaraciones fueron desmentidas ayer por la líder de los populares en las islas, Marga Prohens. Según explicó Prohens, es «falso» que esta nueva norma se haya debatido, y criticó la «necesidad» de la presidenta Francina Armengol de «mentir continuamente». «Hemos pasado de una ley Frankenstein a una ley fantasma», lamentó la Presidenta del PP de Baleares.

En esta línea, aseguró ayer en Fitur que si la nueva ley «de verdad» está consensuada con el sector hotelero, el PP le dará su apoyo.