Pins de sa Venda de Balàfia.

2

Las islas de Ibiza y Formentera tienen el privilegio de contar con una enorme cantidad de árboles que parecen auténticas obras de arte. Ejemplares con cientos de años de historia cuyas formas parecen haber surgido de la imaginación y de las manos de algunos de los mejores escultores. Sin embargo, solo unos cuantos han sido escogidos por el Govern balear para formar parte de su Catálogo de árboles singulares de las Islas Baleares.

Actualmente, antes de su última actualización, esta publicación cuenta con 66 ejemplares. De ellos, 39 árboles o grupos de árboles están ubicados en Mallorca, 15 en Menorca, siete en distintos lugares de Ibiza y cinco en Formentera.

El por qué de su elección se debe, según el propio Govern, «a su valor patrimonial, significado cultural o a las características extraordinarias que presenta». Algo que surgió después de que el 20 de marzo de 1991 el Parlament balear aprobara la Ley de protección de los árboles singulares de las Illes Balears «con el fin de asegurar la conservación de aquellos individuos arbóreos con características extraordinarias, por talla o por la edad, o especialmente valiosos desde el punto de vista cultural».

Así, gracias a esta ley, «cuando un árbol es catalogado como singular, su protección es definitiva hasta que este desgraciadamente desaparezca o muera». Para ello se establecen medidas de protección preventivas como la imposibilidad de ser talados o cualquier otra que les perjudique y permite llegar a un acuerdo entre los propietarios y la administración para regular su contemplación por los ciudadanos.

Árboles de Ibiza
En el Catálogo de árboles singulares de las Islas Baleares. hay siete que se pueden encontrar en la isla de Ibiza.

De todos destaca por encima del resto el olivo conocido popularmente como s’Olivera de n’Espanya. Está situado en el municipio de Santa Eulària, en el término de Sant Carles, muy cerca de las casas de Can Milà, tiene 12 metros de altura, un tronco de tres metros y una copa de 12.5 metros de diámetro.

Se calcula que tiene más de mil años de edad, siendo uno de los árboles más longevos de España según la publicación Árboles, leyendas vivas elaborada por Bosques Sin Fronteras. Además, según el Catálogo de árboles singulares de las Islas Baleares «posiblemente sea el olivo más grande del país manteniéndose activo y con gran vitalidad, produciendo una importante cantidad de aceitunas».

Del resto de árboles seleccionados la mayoría están en distintos lugares del municipio de Sant Joan de Labritja. Entre ellos destacan los nueve de Sa Venda de Balàfia, de más de 150 años de edad, unos 18 metros de altura y un diámetro de entre 71 y 105 centímetros, que se encuentran en el kilómetro 6 de la carretera C-733, y que ya han tenido que ser intervenidos tras sufrir daños por accidentes de tráfico o rayos y para que no se vinieran abajo debido al viento.

También destacan los de Vicent de Na Blaia, que se encuentran en el kilómetro 6.8 de la carretera que comunica Sant Joan con Santa Eulària. En este caso se trata de dos ejemplares centenarios de 16 y 17 metros de altura y un diámetro de 80 y 95 centímetros, a los que de forma periódica hay que realizar labores de mantenimiento para evitar que las ramas caigan sobre la vía.

Mientras, al lado del camino que comunica Sant Miquel con la finca de Can Besuró se encuentra el Pir Ver de Can Besuró, considerado como el pino piñonero más grande de la isla. Según el catálogo es centenario, tiene 12 metros de altura, un tronco de casi cuatro metros de perímetro y una copa de 25 metros de diámetro.

Igualmente, en un pequeño bosque de forma triangular, muy cercano al camino de la venda de Benirrás, se encuentra la Bellotera de Can Carreró. Se trata de una de las pocas encinas que hay en la isla de Ibiza y destaca por sus siete metros de altura, los 20 metros de su copa, por su producción de bellotas dulces y por haber sobrevivido en su más de un siglo de vida a plagas como el pulgón, la negrita o las agallas.

Por último, hay otros dos más en el municipio de Santa Eulària. En el kilómetro 1,6 de la carretera que une la Villa des Riu con Sant Joan se encuentra el Pi de Can Reiet, un ejemplar de gran tamaño que tiene entre 100 y 150 años de edad y que destaca por su diámetro de 111 centímetros, y junto a la balsa que almacena el agua de la depuradora el grupo compuesto por dos ginebras de dos metros y medio y cinco metros de altura y casi un metro de perímetro de tronco y por cinco sabinas de entre tres y cinco metros y medio de altura, conocidas como Sa Rota.

Formentera
El Catálogo de árboles singulares de las Islas Baleares incluye también cinco ejemplares de la isla de Formentera.

Todos están en el término municipal de Sant Francesc. Tal vez la más relevante sea la bellotera Can Vicent d’es Torrent, de más de 120 años de edad, situada a unos 400 metros antes de llegar al mar, en un terreno muy pobre junto a la finca des Torrent, entre Sant Francesc y el Cap de Barbaria, y que destaca por sus 6,5 metros de altura, 12 de diámetro y 35 centímetros de tronco.

También destacan dos sabinas. Una es la de Ses Salines, que con más de cinco siglos de historia sigue resistiendo majestuosa apenas a unos 250 metros de la playa de ses Illetes, justo delante de la zona de dunas conocida como Cavall d’en Borràs. Se trata de la sabina de mayores dimensiones de la isla, con 7,5 metros de altura, una copa de 12 metros de diámetros y un tronco que resalta por sus 94 centímetros de grosor y casi tres metros de perímetro. La otra es la de Sa tanca d’allà dins, en el kilómetro 6.5 de la carretera que une Sant Francesc con el Cap de Barbaria, y que, a pesar de no llegar a los 100 años de edad, destaca fundamentalmente por sus 5,5 metros de altura, los nueve metros del diámetro de su copa o su perímetro de casi dos metros.

Por último, en el kilómetro 9 de la carretera de Sant Ferran a La Mola, a 300 metros de la carretera, se encuentran las higueras de Can Toni Mestre, muy conocidas por su altura de cinco metros, un diámetro de tronco de 60 centímetros y una copa impresionante que puede llegar hasta los 19 metros de diámetro.