Exterior de la propiedad donde el octogenario abrió fuego contra sus familiares en la Vénda des Pi des Català. | R.T.

7

Una segunda ambulancia en Formentera no trasladó el jueves a los heridos en el tiroteo porque el equipo asistencial que atendió a las víctimas y el jefe de la guardia en la central consideraron que lo más adecuado era trasladarles hasta el hospital en coches policiales y de la Guardia Civil. Así lo defendieron ayer desde el servicio del 061 en Baleares.

La manera de asistir a las víctimas provocó el viernes duras críticas por parte de sindicatos como FS-TES de Técnicos de Emergencias Sanitarias. Cabe recordar que el pasado día 20, un hombre octogenario hirió con arma de fuego a su nieto de 22 años y a su nuera de 46.

El gerente del SAMU 061, Eloy Villalba, explicó ayer a este rotativo que la isla cuenta en invierno con «dos ambulancias permanentes», una de ellas para el transporte programado y otra para el transporte emergente o urgencias que puede ofrecer un soporte vital avanzado o un soporte vital básico, dependiendo de las necesidades en cada momento. Sin embargo, únicamente hay personal para atender a una de las ambulancias.

Este responsable técnico destacó además que el tiroteo fue un incidente catalogado como ‘IMV’ o con «múltiples víctimas», etiquetado de esta manera porque hubo más heridos que medios disponibles en una determinada zona geográfica, «algo que puede pasar en cualquier punto de la geografía balear», según reconoció Villalba.

Según el responsable técnico, una intervención puntual de estas características supone tener que adecuar otros recursos para poder darle respuesta. En este sentido, Villalba recordó cómo trasladaron a Formentera el helicóptero con un equipo de soporte vital avanzado y prepararon en Ibiza otra dotación por si era necesario desplazarla a la isla. «Lo que vayan a decir las otras partes, no voy a entrar a valorarlo», insistió el gerente a la hora de referirse a las críticas recibidas.

La defensa de la decisión
De hecho, reiteró que «son temas técnicos», defendiendo que la manera de transportar a los heridos, «seguro, cien por cien, fueron decisiones acertadas». «Confío en el criterio de los médicos y estoy seguro de que utilizaron los medios proporcionados a esta situación», insistió.
Villalba aclaró, además, que Formentera cuenta con el personal necesario en caso de que se hubiera decidido activar la segunda ambulancia.

Noticias relacionadas

La valoración de Formentera

También la presidenta del Consell de Formentera, Ana Juan, manifestó ayer que en la isla hay dos ambulancias, aunque una de ellas no esté operativa, y dijo también que la asistencia sanitaria está garantizada en la pitiusa sur. Juan reconoció que uno de los vehículos sanitarios es activado «en casos necesarios» y volvió a incidir en la petición a la Conselleria de Salud de acelerar «todo lo posible» la puesta en marcha en la isla la base permanente del 061. «¿Si el servicio se puede mejorar?, siempre se puede y la implementación de esta base permanente será una mejora. Lo que sí quiero es tranquilizar a la población y decirle que la asistencia sanitaria está garantizada en todo momento», insistió ayer la presidenta.

Juan aclaró también que, al empezar cada temporada turística, llega a Formentera el refuerzo de la ambulancia medicalizada del 061, entendiendo que este año «va a ser igual». También aprovechó para solicitar que, si es posible, la dotación permanezca en la isla hasta que la base permanente esté finalizada y en funcionamiento. Es preciso señalar que, por el momento, se desconocen los plazos para que empiecen las obras de esta base permanente del 061 y, por tanto, pueda entrar en funcionamiento este servicio.

Agilizar la puesta en marcha
El pasado viernes, el Consell de Formentera no hizo referencia a esta segunda ambulancia disponible, sino que, en relación a lo sucedido en el tiroteo, deseó una pronta recuperación a los heridos, agradeció la intervención de las fuerzas de seguridad y los servicios de emergencias y señaló también que la asistencia sanitaria está asegurada, solicitando al mismo tiempo a Salud agilidad en la puesta en marcha de la base del 061 con todos los recursos necesarios.

La reacción de los sindicatos
Pero las explicaciones del Consell y del 061 poco convencieron ayer a los representantes de la Formación Sindical FS-TES de Técnicos de Emergencias Sanitarias. Desde el sindicato, Carlos Gallardo advirtió que la segunda ambulancia de Formentera a la que se refirieron Consell y 061 no puede ser utilizada debido a que en invierno no hay ningún equipo disponible de profesionales para atenderla.
Otra ambulancia no asistencial que presta determinados servicios en la isla como traslados a rehabilitaciones o diálisis sí fue avisada tras el suceso y, cuando ya se dirigía a la casa donde sucedió el tiroteo, recibió la orden de cambiar el rumbo para recoger en el hospital al equipo desplazado en el helicóptero. En ese compás de tiempo, se optó por llevar a los heridos al hospital en los coches policiales.

Operativa, pero sin personal
Según el sindicato, este vehículo no asistencial está conducido por una sola persona, mientras que la dotación humana en una ambulancia debe estar compuesta por un mínimo de dos profesionales. «Hay dos vehículos para urgencias en Formentera y consta que los dos están operativos, pero si sale un servicio y el equipo se desplaza y surge en ese momento otra asistencia, este segundo vehículo no puede ir porque no tiene personal, pero consta que los dos están operativos», insistió Gallardo.
Ante todo lo sucedido, recordó la importancia de contar en la isla con otra ambulancia medicalizada. Este sindicato denunció el viernes en un comunicado que los heridos en el tiroteo tuvieron que ser trasladados al hospital en coches de la Policía Local y de la Guardia Civil. Según detallaron, la única ambulancia operativa en Formentera trasladó al hospital al hombre de 82 años que se pegó un tiro en la cabeza tras disparar a su nieto y a su nuera. Los otros heridos, por falta de medios, no pudieron tener una atención sanitaria como se requiere en estos casos y no fueron trasladados en vehículos sanitarios con una asistencia crucial en un trayecto hasta el hospital. Así, exigieron al Servicio de Salud que, de forma urgente, implante la segunda ambulancia en Formentera con un equipo completo y operativo las 24 horas y los 365 días del año.