Aitor Morrás. | Daniel Espinosa

2

Ciudadanos pedirá hoy en el Pleno de Vila la cabeza del concejal de Movilidad Aitor Morrás. Fuentes del partido naranja expresan la sorpresa que ha suscitado en el grupo municipal que el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de Vila se presente hoy para su aprobación definitiva sin contemplar la creación de una zona de bajas emisiones, uno de los requisitos que exige la Ley de Cambio Climático que aprobó el Gobierno el año pasado.

Para el grupo municipal se trata de un «defecto grave» que denota que el equipo de gobierno «busca exclusivamente el titular» y la obtención «de rédito electoral» por la aprobación de un texto que «está obsoleto» ya desde su entrada en vigor. Ciudadanos incluyó en su escrito de alegaciones este aspecto, que consideran una «deficiencia legal grave».

La Ley 7/2021 de Cambio Climático y Transición Energética establece en su artículo 14 punto tres que «los municipios de más de 50.000 habitantes y los territorios insulares adoptarán antes de 2023 planes de movilidad urbana sostenible» que incluyan como elemento obligatorio «el establecimiento de zonas de bajas exigencias», entre otros.

Según los datos de Instituto Balear de Estadística (Ibestat), la ciudad de Ibiza alcanzó los 51.128 habitantes en 2020, última cifra actualizada en sus bases de datos.

El partido considera, además, que resulta todavía más grave este defecto si se considera que la ley aprobada a nivel estatal fue redactada por un gobierno conformado por los mismos partidos que gobiernan en el municipio.

Critican la incoherencia que supone que el equipo de gobierno defienda en su discurso sobre movilidad la recuperación de espacios por parte del peatón y la reducción del uso de vehículos motorizados dentro de la ciudad y no incluya en su plan estas zonas de bajas emisiones que suponen un exponente claro de esta clase de políticas.

Recuerdan que ellos mismo incluyeron en su escrito de alegaciones este defecto del PMUS para su subsanación.