Una actuación de los servicio de Aqualia en Santa Eulària.

2

La concesionaria del servicio municipal de agua, Aqualia, y el Ayuntamiento de Santa Eulària logran reducir un 20% el agua no registrada respecto al año pasado, lo que supone un ahorro de 300.000 m3.

El uso de agua desalada ha permitido también dejar de extraer 1,3 millones de metros cúbicos de los acuíferos.

Durante 2021 Aqualia llevó a cabo 8.192 actuaciones en las redes del Servicio Municipal de aguas de Santa Eulària. 1.683 actuaciones corresponden a reparaciones de averías en redes.

De esta manera se ha alcanzado el mejor rendimiento conseguido hasta ahora en la historia de las redes que la empresa gestiona en Santa Eulària.

Sin que durante 2021 se hubiera alcanzado la normalidad relacionada con el turismo del año 2019, el agua no registrada (fugas, fraudes…) se ha reducido hasta el 26,8%, tras descender siete puntos con respecto a 2020. Lo que se traduce en un ahorro del agua perdida de 300.000m3 en un año, el equivalente a 120 piscinas olímpicas o 30.000 camiones cisterna de agua.

Este logro ha sido posible gracias a una combinación de inversiones incluidas en el plan de modernización del servicio iniciado en 2019. Estas inversiones incluyen la eliminación temprana de fugas detectadas y el uso de un avanzado software de monitorización de los más de 251km de redes de abastecimiento y 158km de redes de alcantarillado y pluviales.

Así mismo han dejado de extraerse 1,3 millones de metros cúbicos de los acuíferos de Santa Eulària. Un volumen de agua que se ha sustituido por agua desalada inyectada a las redes de abastecimiento de las diferentes parroquias del municipio, en línea con el compromiso medioambiental de Aqualia y el Ayuntamiento de Santa Eulària en la regeneración paulatina de los acuíferos.