Salas amables: un entorno menos agresivo, más cálido para las mujeres y niños víctimas. | Paco S. Pérez

5

Un espacio más cálido, más humano, para pasar el complicado trance de realizar declaraciones ya de por si complejas y en ocasiones traumáticas. El cuartel de la Guardia Civil de Can Sifre y la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en Ibiza ya disponen de sendas «salas amables», espacios preparados para acoger a mujeres y niños víctimas de violencia de género o casos de abusos sexuales. Espacios en los que no faltan juguetes o libros para los más pequeños.

Las salas fueron presentadas ayer por los mandos policiales y la consellera de Bienestar Social, Carolina Escandell, quien visitó las dependencias junto a la directora de la Oficina de la Dona, Tonyi Ferrer.

Tanto la consellera como el comandante jefe de la compañía de Ibiza, Juan Carlos González, y el comisario de la Policía Nacional de Ibiza, Manuel Hernández, destacaron que la habilitación y puesta en marcha de estas salas amables son un paso sobresaliente, importante, a la hora de tratar a las víctimas y, principalmente, a los hijos de las víctimas.

El objetivo de estas salas amables es dotar de «un espacio para que tanto los niños como las madres tengan un entorno que no sea agresivo, que sea lo más amable, cálido», apuntó la consellera. Por su parte, el comandante Juan Carlos González agradeció la aportación del Consell d’Eivissa y subrayó la importancia que tienen estas salas ya que, según remarcó, el simple hecho de que las mujeres o los niños estén en este espacio ya facilita mucho el trabajo y les ayuda a superar el trance de afrontar una declaración muy complicada. «Poder disponer de esta sala es un paso muy importante porque permite una declaración más relajada de las víctimas y facilita nuestra labor, ya que la víctima puede aportar un testimonio más sosegado y completo».

El Consell ha colaborado en la dotación del mobiliario y los juguetes que se encuentran en la sala para crear un ambiente más relajado. Además, a petición de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía, la institución insular también ha cedido dos sillas de ruedas para facilitar el traslado de personas con necesidades especiales y tres sillitas infantiles para los vehículos policiales.

La Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía también dispone desde ahora de una sala amable, «la guinda al pastel en el tratamiento de las víctimas en una sala ubicada en un punto muy discreto de la comisaría», destacó el comisario de la Policía Nacional de Ibiza, Manuel Hernández, quien añadió que «esperamos que sea un paso más y que vengan otros tantos», añadió.

Hernández, quien supervisó la sala junto a los responsables de la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM), hizo hincapié en que esta sala «servirá para ofrecer un tratamiento más individualizado y con discrección» a las víctimas de la violencia de género o de un caso de abusos sexuales.
La consellera Carolina Escandell añadió que estas salas amables «son un importante paso que se suma a los ya dados por la Oficina de la Dona para atender a las mujeres víctimas de la violencia de género y sus hijos».