0

Los supermercados ibicencos continúan resistiéndose a la amenaza del desabastecimiento provocado en muchos puntos del país por los paros de los transportistas. De hecho, tras una ronda por varios establecimientos de Vila, ayer jueves se pudo concluir que los consumidores no estaban encontrando grandes dificultades para adquirir sus productos de la cesta de la compra.

Otro asunto diferente son los precios y ayer también eran frecuentes los comentarios sobre las subidas que estaban registrando numerosos artículos.

«Si han subido hasta las bolsas del supermercado porque antes costaban 10 céntimos y ahora ya son 15. En comparación, vale más la bolsa que una garrafa de agua», comentó Toni Alcaraz tras realizar una compra en uno de estos supermercados. «No he notado la falta de ningún producto determinado, pero sí ha subido todo», lamentó. Alcaraz consideró que el incremento de precios se está notando desde que comenzó la guerra en Ucrania. También el paro de los transportistas y la crisis de los carburantes influirían en la situación actual, según este vecino.

«No creo que, por ejemplo, el aceite tenga que subir tanto. Si tienen la cosecha del año pasado, por qué suben ahora los precios. Parece que nosotros mismos creamos esta guerrilla y parece que se aprovechan», añadió.

A la salida de un establecimiento de alimentación, Alfonso Pérez reconoció ayer que sólo había echado en falta las mandarinas, «aunque me han dicho que es porque ya no es temporada».

A este vecino, que acude al supermercado de manera puntual, no le llamaron especialmente la atención los precios de los productos porque «Ibiza ya es cara de por sí».

María Martínez coincidió con el resto de consumidores y, aunque no notó ayer desabastecimiento en su supermercado de confianza, sí lamentó el encarecimiento generalizado de los productos que conforman una cesta de la compra normal. «Un poco de aquí y otro poco de allí, al final, cuando pagas es cuando te das cuenta», manifestó María.

Los productos
En la comparativa realizada por Periódico de Ibiza y Formentera en un mismo establecimiento de alimentación, el aceite de girasol volvía a liderar ayer la lista de productos que más se han encarecido en las últimas semanas.

Las oscilaciones de precios eran más evidentes una semana atrás y este jueves el coste del aceite de oliva y el de girasol prácticamente era el mismo que hace siete días.

Si hace dos semanas una botella de Olilán de 1 litro costaba 4 euros exactos, el precio de este producto desde hace siete días es de 4,35 euros.

Curiosamente, una botella de 1 litro de aceite de oliva La Española hace dos semanas costaba 5,15 euros, mientras que desde hace siete días su coste es de 4,89 euros.

Los cambios más llamativos seguían apreciándose ayer en las estanterías de las botellas de aceite de girasol. Además de seguir limitada su venta, si hace 15 días una botella de un litro costaba 2,50 euros, el coste se mantenía en 3,20 euros. Algunas marcas de este tipo de aceite incluso superaban este precio y ayer jueves vendían un litro del producto a 3,25 euros. En este recorrido se pudo comprobar que otros artículos no variaron sus precios entre una semana y otra. Es el caso del café, cuyo coste se disparó en el país a finales de 2021. De hecho, el pasado año fue el producto que más subió de precio en España debido al encarecimiento de las materias primas.

Cogiendo al azar un producto cualquiera, un bote de 200 gramos de café soluble Black Roast de la marca Nescafé seguía costando ayer la friolera de 5,75 euros. Si la comparativa se lleva a cabo sobre productos de higiene personal, los precios tampoco han cambiado en los últimos 15 días. Un bote de gel de ducha de 650 mililitros estaba a la venta por 2,19 euros. En el caso de un producto fresco como la piña, su precio tampoco ha variado en 15 días: 1,15 euros el kilo.