Hospital Can Misses de Eivissa | Toni Escobar

5

El BOIB (Boletín Oficial de les Illes Balears) publicó el pasado 24 de marzo la resolución de la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, por la que se adjudica a Héctor Martín Bergua, por el procedimiento de libre designación, el puesto de trabajo de director de Gestión y Servicios Generales del Área de Salud de Ibiza y Formentera.

El Servicio de Salud fue notificado semanas atrás sobre el fallo judicial que resolvía que en la adjudicación de esta plaza de director se produjo un error en la motivación del cargo. Fuentes del hospital reiteraron ayer que la resolución judicial no instaba a anular el proceso de designación, sino que inducía a la anulabilidad del nombramiento por la falta de información sobre la persona elegida.

«No había que convocar o anunciar nada», insistieron ayer.

El pasado 14 de marzo, desde Can Misses consideraron que, a pesar de la sentencia, «no habrá ningún tipo de repercusión si la persona nombrada finalmente es la misma», una situación que también confirmaron ayer.

Al haber sido cesado y nombrado en el mismo día, todos los actos que habían dependido hasta ahora de la firma de Martín Bergua quedan validados. En el fallo, se comunicaba al Servicio de Salud que, en cumplimiento de la ejecución de la sentencia, se iban a retraer las actuaciones al momento inmediatamente anterior al nombramiento.

La consellera de Salud, Patricia Gómez, ya reiteró la pasada semana en el Parlament que la persona designada como director de Gestión y Servicios Sociales cuenta con «todos los méritos» solicitados en el concurso. Gómez explicó que se trata de un nombramiento de libre designación y recordó que la sentencia instaba a explicar mejor los motivos por los cuales resultó elegido el director de Gestión.

El Partido Popular, por su parte, acusó a Salud de «saltarse las normas» en esta contratación y actuar «de manera arbitraria».

Cabe recordar que un recurso del CSIF había recriminado que la motivación esgrimida para la elección de Martín Bergua era «insuficiente», dado que en ningún momento se realizaba una evaluación de los méritos de los candidatos «y no se explica cuál es el perfil de la persona nombrada ni por qué se le considera más adecuada que al resto de candidatos». Por todo esto, el magistrado encargado de dirimir el recurso planteado por el sindicato de funcionarios concluyó que la elección se había basado en la «arbitrariedad, superando en mucho la discrecionalidad administrativa».

Méritos

En cumplimiento con la sentencia, el IB-Salut detalló los méritos de los cuatro aspirantes a ocupar el cargo. De Martín destacó, entre otras cuestiones, que es licenciado en Administración y Dirección de Empresas, licenciado en Economía y está colegiado en el Ilustre Colegio de Economistas de Cantabria.

Tan solo otro candidato y Martín tienen una titulación académica que no sea científica o técnica específica de una rama de ciencias. Ambos pertenecen a un tipo de formación mucho más versátil, que se adapta con mayor facilidad a la gestión de las áreas de actividad, según reza la motivación. Junto a esto, se considera que, por experiencia profesional, la trayectoria de Martín es la que se ajusta más al cargo ya que ha sido durante trece años responsable financiero.

En el BOIB, se destaca también que contra la resolución —que agota la vía administrativa— se puede interponer un recurso de reposición en el plazo de un mes. También se puede interponer directamente un recurso contencioso-administrativo ante la jurisdicción contencioso-administrativa de Palma en el plazo de dos meses, a contar desde el día siguiente a la fecha de publicación de la resolución.