Decenas de personas participan en la rifa de productos celebrada antes del arròs de matances. | Marcelo Sastre

0

Manos Unidas reunió ayer a más de 300 personas en la plaza de la Iglesia de Sant Josep para disfrutar de un arròs de matances solidario. Según la delegada de Manos Unidas en Ibiza, María Marí, el dinero recaudado ayer irá destinado a nuevos proyectos e iniciativas. Entre ellas, mejorar la vida de las comunidades civiles en Paraguay, asegurando el derecho a la seguridad alimentaria y a la nutrición.

«Siempre tenemos proyectos en marcha. Cuando terminamos uno empezamos otro», subrayó Marí mientras coordinaba el evento culinario celebrado ayer. En este sentido, explicó que, durante las últimas semanas, Manos Unidas ha estado colaborando con Cáritas para enviar dinero a las asociaciones ucranianas encargadas de aprovisionar a las víctimas de la guerra.

«Intentamos implicarnos en cualquier proyecto humanitario que necesite apoyo económico», puntualizó la delegada de la entidad. Muy cerca de Marí se encontraba Pepa Prats, una de las 12 colaboradoras que han participado en este evento culinario. «Hemos hecho casi 60 flaons para la rifa que se ha celebrado», explicó esta vecina de Sant Josep. Según Pepa Prats, llevan días elaborando estos postres típicos de Ibiza. «La gente está colaborando mucho desde el principio, tanto a la hora de participar en el sorteo como a la hora de comprar un ticket que te permite disfrutar del increíble arròs de matances», señaló la colaboradora de Manos Unidas mientras adecentaba las ensaladas que formaban parte del menú. En total, doce personas han estado durante varios días implicadas en un evento solidario que, según esta mujer, recibió ayer una «gran acogida».

En este sentido, María Marí reconoció que sin el apoyo de todas las coordinadoras hubiese sido imposible organizar un acto de estas características. Además, señaló ayer que esperan recaudar más de 6.000 euros de beneficio para destinarlo a sus proyectos solidarios.