Reunión de los taxistas de Ibiza con Morràs. | Daniel Espinosa

6

El concejal de Movilidad en Ibiza, Aitor Morrás, y el presidente de la Federación Insular del Taxi (Fitie), Toni Riera, alcanzaron ayer un principio de acuerdo y en breve firmarán un convenio que permitirá a la Fitie ser prestadora del servicio de GPS. Ello evitará a los taxistas de Vila tener que pasarse a otro operador y poder así mantener el GPS mayoritario entre el sector.

Morrás consideró ayer que este acuerdo va a beneficiar a los taxistas de la ciudad, al servicio público y a sus usuarios. Cabe recordar que, el pasado lunes por la tarde, el concejal comunicó al colectivo que debía acogerse de manera inminente al nuevo operador de GPS autorizado en el municipio tras una resolución judicial conocida durante el fin de semana.

Según recordó Morrás, la Justicia anuló las medidas cautelarísimas solicitadas por la Asociación de Taxistas Autónomos de la Ciudad de Ibiza contra el decreto por el cual se rescindía el convenio del GPS y se ordenaba la suspensión de su uso. Morrás avanzó el lunes que los taxistas iban a disponer de algunos días de margen para pasarse al sistema autorizado y reconoció que en breve iban a comenzar las inspecciones.

A primera hora de la mañana del martes, el presidente de la Fitie tenía muy claro que quería comentar con Morrás lo sucedido el pasado lunes en la reunión con los taxistas. Tras poder contactar con él vía telefónica, Riera aseguró que pudieron llegar a este principio de acuerdo para «desencallar en Vila la situación producida en relación al GPS».

Letra pequeña

«Todavía estamos pendientes de ver la letra pequeña, pero entiendo que el convenio supondrá poder seguir siendo el operador que presta servicio a los taxis de Vila, cumpliendo las normas que, según ellos, hay que cumplir y que son que el servicio de GPS solo puedan prestarlo los taxis del municipio», relató Riera.

Tras comunicar lo acordado con el ayuntamiento a la Asociación de Taxistas Autónomos de la Ciudad de Ibiza, Riera reconoció que el acuerdo «a ellos no les parece bien del todo puesto que tienen unas ideas por las que están luchando».

Noticias relacionadas

«Nosotros pensamos que el servicio es mejor como lo hacíamos hasta ahora, aunque hay que acatar las normas y hacerlo así», reiteró el presidente. Riera explicó además que, ahora, todo el volumen de servicios que puedan producirse en el municipio por parte de clientes de hoteles, de comercios o restaurantes, sólo podrán ser atendidos por taxis de Vila, «cuando antes era compartido entre todos y era una forma de prestar un mejor servicio».

«Estamos pendientes de que los servicios jurídicos del ayuntamiento nos presenten el convenio, lo revisemos, y cuando pueda estar firmado, así se hará. Por nosotros no será», añadió Riera.

Desde la Asociación de Taxistas Autónomos de la Ciudad de Ibiza, el presidente Alejandro Cardell consideró que, dentro de lo malo, lo acordado ayer no es la peor de las opciones para estos profesionales. «En el fondo no es una mala solución y es lo que hay. Sufro más por los ciudadanos y por el sector en sí porque, al fin y al cabo, la imagen es lo que queda», consideró Cardell.

«Verdadero desastre»

Sobre las manifestaciones de Morrás, que acusó al colectivo de «no dar su brazo a torcer» en las distintas reuniones celebradas, Cardell señaló que «a estas alturas, no se trata de dar el brazo a torcer o no. Hemos gastado el dinero y los recursos de la asociación en poder defendernos y no vamos a bajarnos del barco a mitad de camino. Pensamos que, en el fondo, algún tipo de razón vamos a tener en todo esto», concluyó. De no llegar a ningún acuerdo, Cardell reconoció que la temporada hubiera sido un «verdadero desastre».

Con el acuerdo alcanzado ayer, Vila explicó que la Federación se compromete a facilitar acceso en tiempo real a la plataforma, logrando un GPS «transparente» para usuarios y taxistas y pudiendo resolver conflictos de manera imparcial.

El Consistorio anunció que ya está trabajando para agilizar los trámites que supone la redacción de un nuevo convenio y solventar así la situación actual. Mientras no esté en vigor el acuerdo, el Ayuntamiento de Eivissa comunicó ayer que los taxistas deberán trabajar con el único GPS autorizado actualmente por el Consistorio.