Vista del pantalán del Club Náutico Ibiza.

0

La Junta Directiva del Club Náutico Ibiza (CNI) trasladó el pasado martes a la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) la necesidad de elaborar un plan de contingencias del puerto, con carácter urgente, para afrontar con las adecuadas medidas de seguridad, acontecimientos como los acaecidos en los últimos días, con la reubicación temporal de embarcaciones para protegerlas ante las inclemencias meteorológicas.

Así lo aseguraron ayer desde el club en una nota de prensa en la que la que manifestaron a su vez su «disposición» para la elaboración urgente de dicho plan, para su posterior aprobación por parte del organismo portuario.

Además, el CNI recordó a la Autoridad Portuaria que es su «responsabilidad» dotar a las instalaciones existentes de las adecuadas medidas de seguridad y estabilidad para el fin que le es propio, y manifestó su compromiso de continuar con su atención a sus socios, a la formación náutica y a los fines de interés social que le son propios; siempre en el marco de una concesión administrativa.

El encuentro, solicitado por la junta directiva del Club Náutico, sirvió para presentar de primera mano cuál es la situación actual de la dársena como consecuencia del mal tiempo registrado en la isla en las últimas semanas, y su notoria influencia en las instalaciones del Club. Una situación que, a su entender, es consecuencia de que la obra ejecutada no cumple adecuadamente las funciones de abrigo de las embarcaciones, «sin perjuicio del análisis de las causas de dicha situación, sometida al análisis técnico oportuno».

«Graves consecuencias»
«Nuestra pretensión era explicar a la Autoridad Portuaria cómo esta situación podría desembocar en graves consecuencias, de producirse en temporada alta, y cómo afecta de manera especial a los titulares de embarcaciones pequeñas y medianas, que constituyen la gran mayoría de nuestros socios y de los navegantes ibicencos», apuntaron desde el CNI.

Por otra parte, y en cuanto a la voluntad anunciada por la Autoridad Portuaria de convocar un nuevo concurso para la licitación de los amarres, el CNI trasladó a la APB que, con carácter previo, «debe estudiar la realización por su parte de las inversiones necesarias que permitan dotar al Puerto de Ibiza en general y a la actual área del Club Náutico en particular de las adecuadas medidas de seguridad, como paso previo a dicha licitación». El Club Náutico Ibiza solicitó además, formalmente, una prórroga de la actual Autorización de Ocupación Temporal por un período de dos años adicionales a la actual, que termina el próximo mes de julio, con el fin de resolver las deficiencias de la obra ejecutada a instancias de dicha AOT.

«Debemos evitar a toda costa que desaparezca una entidad casi centenaria y patrimonio de todos los ibicencos», sentenciaron.