Los ganadores recibieron bicicletas de montaña, trofeos y medallas.

1

El parque infantil de tráfico del centro de exámenes de conducir, en la finca Can Guasch, en Santa Gertrudis, acogió esta semana la final insular del noveno concurso de educación vial. En el encuentro participaron un total de 60 escolares, 12 de cada municipio de la isla de Ibiza, seleccionados por sus monitores de educación vial o jefe de equipo encargado de la educación vial de cada ayuntamiento para representarlos en esta gran final.

Según informó este viernes el Consell d’Eivissa a través de un comunicado, los participantes seleccionados realizaron previamente un concurso entre centros escolares de su municipio, enmarcado dentro del curso con clases teóricas y prácticas que los monitores de educación vial de las policías locales dieron en los últimos meses. Más de 2.000 alumnos, principalmente de 6º de primaria y 1º de ESO 45 centros educativos, han participado en esta primera fase del concurso.

Cada ayuntamiento presentó 12 finalistas que representaron al equipo de su municipio, escolares de entre 10 y 13 años con un jefe de equipo que fue uno de sus monitores de educación vial encargados de las clases previas. Los equipos participantes realizaron una prueba teórica relativa a normas y señales de circulación y una prueba práctica, de circulación y destreza para karts y bicicletas.

Inicialmente cada participante contaba con 250 puntos que se iban deduciendo en caso de errores o infracciones cometidas.

Los ganadores recibieron bicicletas de montaña, trofeos y medallas. Al acto de entrega de los premios asistieron el conseller de Deportes y Juventud, Salvador Losa, y concejales de los ayuntamientos de Santa Eulària, San Josep y Sant Joan, así como miembros de las policías locales de los cinco municipios que se encargan de la educación vial para los escolares.