1

La Asociación Conductores Profesionales Taxi Sant Josep reiteró ayer que las bases del Plan de Actuación en Transporte Público de Viajeros en Vehículo Turismo para los años 2022 y 2023 pueden no ajustarse a derecho, por lo que recientemente el colectivo presentó alegaciones contra las mismas e, incluso, un recurso de reposición.

Esta agrupación transmitió ayer a los asalariados del sector en el municipio que existen diferentes vías de acción si han presentado una solicitud de licencia de taxi temporal y no están conformes con la posible resolución de la adjudicación de estos permisos.

La asociación se puso a disposición de quien decida interponer una reclamación por la vía contencioso-administrativo, asegurando que su única motivación es que ningún asalariado se encuentre «indefenso» por una «inadecuada» interpretación administrativa de su vida laboral. «Esta asociación ha presentado alegaciones a las bases», insistió ayer Francisco Martínez, presidente de este colectivo de Sant Josep.

Según relató, la asociación ha registrado una serie de documentos en el ayuntamiento que no dudarán en poner a disposición de los taxistas en caso de que puedan resultarles útiles ante posibles reclamaciones.

Martínez recordó que, según los pliegos, la «presentación de proposiciones presupone la aceptación, por parte del interesado, de las cláusulas». A su parecer, una injusta decisión que habría provocado que varios colegas que optaron a licitaciones de licencias fijas o estacionales se hubieran quedado atrás en estos procesos.

Desde la asociación comunicaron también que Sant Josep desestimó no solamente sus alegaciones, sino la totalidad de alegaciones presentadas a las bases de la licitación. El colectivo registró incluso alegaciones a la lista de antigüedad publicada por parte del consistorio.

«Hemos presentado esos documentos por si sirven. En caso de que el ayuntamiento hubiera cometido un error en las bases y no se ajustan a derecho, la persona interesada podría defenderse», insistió.
Martínez recordó que solicitaron al ayuntamiento que tuviera en cuenta a las distintas asociaciones del sector para valorar la antigüedad de los trabajadores y evitar gastos extras a estos profesionales, «pero el consistorio no ha querido», lamentó el presidente.

La respuesta ‘josepina’
Desde Sant Josep manifestaron ayer que se sigue el trámite habitual de estudiar cada alegación presentada y resolverla según la normativa. También reconocieron no tener constancia de un posible malestar por parte de colectivos de taxistas en el municipio.

En relación a las alegaciones, el Ayuntamiento confirmó que se habían desestimado aquellas que hacían alusión al plan de estacionales. Las relacionadas con el cómputo de antigüedad de los taxistas, desde Sant Josep explicaron que algunas alegaciones habían sido aceptadas, aunque todavía se está redactando el informe del procedimiento.

El apunte

Una plan de transporte que contempla 20 licencias estacionales más

El Ayuntamiento josepí acordó hace meses impulsar el Plan de Actuación en Transporte Público de Viajeros en Vehículo Turismo que durante dos años plantea elevar hasta 150 las licencias estacionales en este servicio. Esta decisión se adoptó tras un estudio de necesidades sobre el transporte encargado por el consistorio y ante la previsión de una demanda similar a la de los años previos a la crisis provocada por la pandemia.

El concejal de Transportes, Josep Guasch, explicó que el municipio acoge la principal puerta de entrada a la isla -en relación al aeropuerto- y también es el que acumula un mayor porcentaje de oferta hotelera, además de ser el término municipal más grande. «Todo ello justifica un incremento de los taxis estacionales que prestan servicio durante la etapa de mayor demanda, como se ha detectado en el informe que justifica reforzar la flota con 20 vehículos más de los previstos en el anterior plan», explicó Guasch.