El vicepresidente primero, Mariano Juan (izq) y el conseller Javier Torres (dcha.), ayer, en rueda de prensa.

0

El Consell d’Eivissa exige un nuevo convenio de carreteras que permita financiar y ejecutar los proyectos viarios previstos para los próximos 15 años y con un coste de 100 millones de euros.

El vicepresidente primero de la administración insular, Mariano Juan, y el conseller de Transportes, Javier Torres, presentaron ayer en rueda de prensa un plan de adecuación de paradas de autobús.
Para la administración insular, el convenio de carreteras permitiría «adecuar» las infraestructuras del transporte público de la isla, según destacaron. Por el momento, la máxima institución insular de Ibiza no ha recibido respuesta oficial del Gobierno central a las peticiones de firmar un nuevo convenio de carreteras. A pesar de que se han producido algunas reuniones con el Gobierno para abordar esta cuestión y que el Consell ha desglosado al Gobierno la ejecución de obras por valor de 100 millones, se desconoce si finalmente el Ejecutivo de Pedro Sánchez atenderá las peticiones del Consell d’Eivissa ya que, entre otras cuestiones, no hay partida consignada para ello en los Presupuestos generales del Estado de este año.

Mejoras en los buses

En cuanto al proyecto de mejora de paradas de autobús que presentaron ayer, que ha identificado un total de 691 localizaciones, de las que 340 son competencia del Consell d’Eivissa, se estima una inversión de 6,2 millones de euros por parte de la institución insular.

El documento detalla que 129 paradas requieren «actuaciones integrales», mientras que otras 165 necesitan «mejoras puntuales» y en 46 paradas no es necesaria ninguna intervención.
Juan afirmó que con este plan de mejora se pretende «cambiar» la forma de trabajar de la administración insular. «Hasta ahora nos hemos limitado a aprovechar las obras de carreteras para mejorar la marquesina», explicó, mientras que ahora se pretende adecuar las infraestructuras por sí mismas y dotar a la isla con las paradas que la Ibiza «merece».

En cuanto a las actuaciones, la carretera EI-200, que une el norte de Santa Eulària con Sant Vicent de sa Cala, recibirá la inversión más elevada con 924.151 euros, distribuidos en 38 paradas, mientas que en la EI-700, que enlaza Sant Josep con Sant Antoni, recibirá 872.751 euros. «El ambicioso proyecto de la EI-700 que ya presentamos contempla paradas de bus más seguras y cómodas. Si el Gobierno central se compromete a firmar cuanto antes el convenio de carreteras, el Consell podría avanzar el dinero, ejecutar las obras y mejorar las infraestructuras del transporte público», precisó Juan, quien invitó a los ayuntamientos a «sumarse a esta transformación». Y añadió que el Consell d’Eivissa ha facilitado a los ayuntamientos un «listado de cuáles son las paradas insulares y cuáles son municipales».