Audiencia Provincial. | Europa Press

0

Dos años de prisión y 136 euros de multa. Es la pena impuesta por la sección primera de la Audiencia Provincial a un acusado juzgado ayer por un delito contra la salud pública.

Según informaron ayer desde el Tribunal Superior de Justicia de las Illes Balears, el acusado reconoció los hechos y ratificó el acuerdo de conformidad que recogía la suspensión de la pena de prisión durante tres años.

El procesado fue detenido el 31 de julio de 2019 tras ser sorprendido en Platja d’en Bossa por una patrulla de la Guardia Civil con una partida de veinte comprimidos de MDMA y una pequeña cantidad de hachís.