No es necesario que llueva para que la actual depuradora vierta fecales en el torrente y en la zona.  | Daniel Espinosa

11

Vecinos de sa Llavanera han presentado una denuncia contra el alcalde de Ibiza, el socialista Rafa Ruiz, ante la Oficina de Prevención y Lucha contra la Corrupción de Baleares (OAIB), según ha podido saber Periódico de Ibiza y Formentera. Hartos de la inacción del primer edil ante los constantes vertidos en el torrente cercano a sus viviendas, han tomado la decisión de poner esta situación en conocimiento de la OAIB con el fin de que sea esta institución la que tome medidas.

Los vertidos en esta zona se han convertido en la norma cada vez que llueve en Ibiza. Algo que este año ha sucedido de forma habitual, provocando en el barrio graves molestias a los residentes por los olores y los desechos procedentes de la depuradora, cuyo deficiente funcionamiento es de sobra conocido por el Consistorio gobernado por el PSOE y Unidas Podemos.

«Responsabilidad compartida»

Hace escasos días, el primer edil echó balones fuera al ser preguntado por la situación de la depuradora y los problemas que está provocando en el barrio. Ruiz arremetió contra los otros municipios que utilizan esta instalación: «Estas aguas mal depuradas salen en nuestro territorio, pero no son solo nuestras». También se mostró molesto por el hecho de que, cuando se producen los vertidos, solo se pregunte al Ayuntamiento de Ibiza. Ello a pesar de que el problema lo sufren precisamente los residentes en este municipio. «La responsabilidad es compartida», insistió el socialista refiriéndose al resto de consistorios que utilizan la depuradora de Vila.

El alcalde no quiso entonces criticar ni a la Agencia Balear del Agua y la Calidad Ambiental (Abaqua), responsable de las instalaciones, porque, dijo, «invierte en el mantenimiento». Y tampoco aceptó que el Ministerio de Medio Ambiente pueda tener alguna responsabilidad en esta situación, a pesar de que el proyecto de construcción de una nueva depuradora sufre un retraso de años. En este sentido, Ruiz defendió al ministerio dirigido por la socialista Teresa Ribera asegurando que «está haciendo la mayor inversión que se ha hecho nunca en una depuradora».

Estas palabras indignaron especialmente a vecinos de la zona, que se preguntan por qué el alcalde «no ha interpuesto las denuncias correspondientes» a la vista de los graves y habituales problemas que genera la depuradora en el barrio. Fue entonces cuando tomaron la decisión de presentar la denuncia ante la Oficina Anticorrupción de Baleares. «La pregunta no es ya por qué el Ayuntamiento no nos hace caso», señalaron vecinos afectados por este problema, «sino cuántas denuncias ha presentado el propio Ruiz para arreglar la situación». Y recordaron cómo, ante problemas similares pero con diferentes actores, el Consistorio sí ha actuado de forma contundente. Es el caso del Matadero insular, al que el Ayuntamiento acaba de abrir un expediente sancionador por haber efectuado dos vertidos de agua con sangre al alcantarillado municipal en noviembre de 2021 y marzo de este año.

El apunte

Un sistema de saneamiento que revienta cada vez que llueve

A la situación deficitaria de la actual depuradora de Ibiza se une el hecho de que Vila no tenga separadas las redes de aguas pluviales y fecales. Esto provoca que, con lluvias de cierta intensidad, el sistema de saneamiento colapse y las calles se llenen de todo tipo de vertidos. Frente a esta situación, la única acción del Consistorio ha sido empezar la construcción del colector de can Murtera este año. Colector cuyas obras aún no han terminado y que solo evitará las inundaciones en una zona de la ciudad, en concreto, en el barrio de es Pratet.

Ahora, con la remodelación de Isidor Macabich, está prevista la separación de estas redes de pluviales y fecales, pero solo en esa avenida. Y muchos se preguntan si no ha tenido tiempo suficiente el Ayuntamiento gobernado por el socialista Rafa Ruiz en los últimos años para dar solución a un grave problema que afecta de forma especial a los residentes en la capital ibicenca.