0

Las inmediaciones del auditorio Caló de s’Oli, en cala de Bou, quedaron ayer totalmente inundadas por un vertido de aguas fecales, que llegó hasta el mar. Según explicaron fuentes presenciales, el agua fluía a borbotones desde el alcantarillado de la zona, dejando el área repleta de todo tipo de residuos y excrementos.

Según informaron de manera preliminar desde el Ayuntamiento de Sant Josep, la fuga parece originarse en un bombeo del colector que recoge las aguas residuales de la zona hacia la depuradora de Sant Antoni bajo la gestión de Cadagua para Abaqua.

En este sentido, señalaron que se les había pasado el pertinente aviso para que solucionasen cuanto antes la avería.