Los operarios acondicionan el local Dunes Music Club Ibiza. | Marcelo Sastre

7

La primera prueba de fuego de la temporada turística está a punto de comenzar. Por este motivo, una de las zonas más concurridas de visitantes, como es Platja d'en Bossa, está rematando los últimos preparativos para dar la bienvendida a un verano «muy especial».

En este sentido, según el presidente de la Asociación de Empresarios y Comerciantes de Platja d’en Bossa, José Ramón Noguera, explicó a Periódico de Ibiza y Formentera que las previsiones son muy buenas. «Más del 90% de los locales de Platja d’en Bossa estarán abiertos a finales de abril», explicó Noguera.

Por eso, no es de extrañar que, pese a que los turistas están llegando a la isla a cuentagotas, los negocios «se han puesto las pilas» estas semanas para poder abrir    de forma simultánea antes de mayo.

Puesta a punto

Con este propósito, se levantan cada día los empresarios que todavía no han podido colgar el cartel de abierto en la puerta por no tener las instalaciones totalmente dispuestas.

Es el caso del local Dunes Music Club Ibiza, en el corazón de playa d’en Bossa. Según el encargado del acondicionamiento de este recinto, el objetivo del propietario es poder inaugurar la nueva temporada el próximo viernes. «Estamos seguros de que nos dará tiempo a ultimar los arreglos que nos faltan», subrayó convencido este capataz. Muy cerca de este local, el italiano Daminio Cuchineli, que acaba de adquirir un local traspasado en Platja d’en Bossa, adecentaba el patio de su futuro restaurante.

Danilo Cuchineli adecenta el patio de su local.

Este joven emprendedor se mostró emocionado ante la nueva temporada y señaló que el objetivo es abrir su negocio la última semana de abril.

«Todavía queda mucho por hacer aquí, pero lo lograré», explicó Daminio Cuchineli mientras mostraba el antiguo cartel que todavía sigue colgado en la fachada del recinto.

En el negocio contiguo, una compañía de vehículos de alquiler, el encargado Satinderpal Singhes atendía a varios turistas extranjeros que deseaban alquilar un par de motos para todo el día. «Empezamos la Semana Santa con muchas reservas. Esperamos que esta temporada sea similar al verano prepandemia», subrayó. En este sentido, explicó que en un día normal, la empresa llegó a conseguir 30 contrataciones al día.

Una positividad que comparte también el encargado de otra compañía de alquiler de esta zona, Giovanni Pizzolante. Según este trabajador, está ampliando las instalaciones del local porque espera una gran afluencia los próximos meses. En este sentido, José Ramón Noguera confirmó      la llegada de un gran número de visitantes y señaló que los turistas tienen muchas ganas de volver a disfrutar de estos locales después de dos veranos en blanco debido a la pandemia.

Sin ir más lejos, el local Big Ben Night llenó ayer su terraza a la hora de comer, pese al mal tiempo. En este sentido, según Noguera, desde Semana Santa decenas de turistas se están desplazando a la isla en busca de la tranquilidad de estos meses de primavera.

Es el caso de las alegres italianas que ayer paseaban por Platja d’en Bossa. «Es un gusto estar ahora en Ibiza, sin la masificación que tiene lugar en verano», puntualizó una de las turistas.