Los trabajos para reparar este tramo del paseo que está hundiéndose empezaron ayer, a una semana del inicio oficial de la temporada turística. | Daniel Espinosa

3

El Ayuntamiento de Ibiza inició ayer, a una semana escasa del inicio oficial de la temporada turística, los trabajos de reparación de un tramo del paseo de Platja d’en Bossa que se encontraba en mal estado debido a su hundimiento provocado por las tormentas.

Los trabajos arrancaron en el tramo del paseo afectado, donde ayer se procedió a la demolición de la parte del muro afectado de unos 16 metros de largo. Durante la ejecución de la obra se ha cerrado esta parte del paseo por seguridad y se ha habilitado un camino de acceso peatonal, según destacaron desde el Consistorio.

Los trabajos para reparar este tramo del paseo que está hundiéndose empezaron ayer, a una semana del inicio oficial de la temporada turística.

En este tramo se prevé la reparación de unos 20 metros de paseo, aproximadamente, y los trabajos se llevarán a cabo en cuatro tramos.

Se retira la barandilla de madera y las piedras que revisten el muro para, posteriormente, instalarlas y mantener la misma imagen.

Después se construirá de nuevo muro, de hormigón armado con drenajes. Asimismo, se llevará a cabo la impermeabilización del nuevo muro y se repondrá el pavimento a nivel del paseo, barandilla y otros elementos que haya sido necesario retirar para la ejecución de la obra. La obra se ha adjudicado a la empresa Hermanos Parrot con un presupuesto de 47.204,54 euros y tiene un plazo de ejecución de un mes.

Desde Vila recordaron que pidieron permiso a demarcación de Costas al detectar el hundimiento de este tramo del paseo para poder ejecutar de urgencia esta reparación. Mientras, se inició la redacción del proyecto de reparación y el proceso administrativo para la adjudicación de la obra.