En el puerto de Ibiza, las colas de gente esperando al sol son diarias.  | Vanessa Hernandez

4

El concejal de Movilidad de Vila, Aitor Morrás, aseguró este lunes que el servicio de taxis de la capital ibicenca funcionaba con normalidad, a pesar de las largas colas registradas en las paradas del municipio desde el pasado sábado. Morrás negó que estas esperas fueran preocupantes y afirmó que solo en la zona del aeropuerto se había detectado falta de servicios al coincidir la llegada de varios vuelos.

Sin embargo, este periódico pudo comprobar cómo este lunes era casi misión imposible conseguir un taxi por teléfono. A las 09.00 horas, la centralita de Nitax, el GPS autorizado por el Consistorio, admitía que no tenía vehículos disponibles mientras que la de Taxitronic, gestionada por la Federación Insular de Taxis (FITIE), sí atendía a las llamadas. Varias horas más tarde, entre las 14.10 y las 14.30, nadie descolgaba el teléfono en ninguna de las dos centralitas.

Morrás, por otro lado, recordó que los taxis con licencias estacionales comenzarán a operar a partir del día 15 de este mes. «Estamos haciendo las cosas bien», aseguró el edil, «aunque haya cierta oposición por parte del colectivo. Es un colectivo al que nunca le ha gustado ser ordenado». Además, los taxistas del municipio que operan con el GPS de Nitax ya pueden trabajar toda la semana, sin estar obligados a guardar dos días de descanso. Una medida que sí deben respetar los que trabajan con Taxitronic, hasta que la FITIE presente ante el Consistorio la documentación necesaria para firmar un convenio que permita a estos profesionales operar en la ciudad en las mismas condiciones que los taxistas que utilizan Nitax. El plazo para presentar esta documentación acaba el próximo viernes. Morrás recordó que, mientras tanto, los taxistas que operan con Taxitronic en la ciudad lo están haciendo con normalidad y sin la presión de las inspecciones, que han quedado suspendidas hasta que se firme el acuerdo.

El concejal, finalmente, mostró su confianza en que el Govern agilice la redacción de la nueva orden de carga y descarga que debe regular el sector. En este sentido, recordó que el Ayuntamiento de Ibiza ha planteado la necesidad de que esta regulación deje a un lado la preferencia de los taxistas del municipio en las paradas si hay usuarios esperando y que obligue a que el uso del GPS sea «transparente».