3

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Toni Costa, denunció ayer en Ibiza la gestión sanitaria de la presidenta del Govern, Francina Armengol, y exigió la dimisión de la gerente del Área de Salud de las Pitiusas, Carmen Santos.

En rueda de prensa, Costa lamentó que Armengol «tiene a Baleares a la cola de España» en cuanto a listas de espera para ser atendidos por un especialista o ser operados. Según detalló, en abril había 62.696 pacientes en lista de espera para consultas externas, un 67% más que hace dos años.

Por ello, Costa exigió el cese, como mínimo, de la gerente del Área de Salud de Ibiza y Formentera, Carmen Santos, «por haber permitido llegar a esta situación».

«No pueden continuar ni un minuto más con sus responsabilidades. En 2022, Baleares gastará 800 millones más en Sanidad que en 2013, pero es indiferente si están mal gestionados y se confunde sistemáticamente gasto con resultados. No se trata de gastar masivamente, sino de hacer una gestión eficaz y eficiente que transforme el gasto en resultados y en mejora de la atención sanitaria», explicó el portavoz.

En este sentido, Costa precisó que comunidades que bajan los impuestos como Madrid o Galicia registran 73 y 77 días de espera para operarse, mientras que en Baleares deben esperar 134 días y, más concretamente en Ibiza y Formentera, 174 días. «Esto demuestra que sí se pueden bajar impuestos y seguir dando un servicio de calidad. Armengol tiene 15.303 pacientes esperando para una intervención, un 21% más que en 2021», añadió.

El PP lamentó, además, que los médicos de cabecera en Baleares son «los más saturados de España», con una media de 1.800 pacientes por facultativo, 400 más que la media nacional.

«Más preocupante es que en Ibiza y Formentera cada médico de cabecera tiene asignado entre 2.000 y 2.200 pacientes, una situación dramática, escandalosa, inadmisible y absolutamente vergonzosa», afirmaron desde el PP, criticando el «deplorable» trato que da Armengol a los ibicencos y formenterenses.

El portavoz ‘popular’ habló también del servicio de Oncología, una situación que el PP ha denunciado en el Parlament. Sobre él, manifestó que «es la gota que colma el vaso, han desmantelado el servicio en Ibiza y han dejado a Formentera directamente sin oncólogo».

Costa recordó que el PP apuesta por la fidelización de personal sanitario en todo Baleares y, muy especialmente, en Ibiza y Formentera, algo que solo se puede conseguir eliminando trabas como el factor lingüístico, mejorando las condiciones de trabajo y remunerando adecuadamente la condición insular, según concluyó.