Imagen de archivo de las instalaciones de la planta de triaje de Ca na Putxa.

0

El Consell d’Eivissa mantendrá este año su apoyo económico a los cinco consistorios de la isla con el fin de que puedan bonificar el recibo municipal de recogida de basuras que pagan los ciudadanos anualmente. De este modo, la institución insular destinará una partida de 4,4 millones de euros para estas ayudas, que fueron instauradas a raíz de la crisis económica provocada por la pandemia de COVID-19 hace ya dos años. El acuerdo fue adoptado ayer, durante la reunión del Consell d’Alcaldes, que tuvo lugar en el Ayuntamiento de Ibiza.

Vila recibirá en concepto de canon de retorno de residuos urbanos un total de 1,2 millones de euros, mientras que Santa Eulària percibirá 1,1 millones. Sant Josep contará con 1 millón de euros por este concepto y Sant Antoni y Sant Joan recibirán 734.000 y 200.000 euros, respectivamente. «El Consell», recordó Vicent Marí, «hizo un esfuerzo para que los ayuntamientos pudieran bajar esta tasa y ahora lo seguirá haciendo».

El Consell d’Alcaldes, por otro lado, aprobó también que la institución insular destine este año 2,5 millones de euros para la financiación de unos 40 proyectos municipales. En este caso, y según explicó Vicent Marí, cada ayuntamiento recibirá un total de 500.000 euros por este concepto. Los convenios entre el Consell y los consistorios se firmarán en los próximos días.