Imagen de archivo de cuando se puso en marcha el servicio de radioterapia en Ibiza, en 2016.

4

La paciencia de Luis Fonseca está al límite después de que en Can Misses le hayan cancelado hasta en cuatro ocasiones las sesiones de radioterapia a las que debe someterse para tratarse de dos tumores.

Según relató este jueves a Periódico de Ibiza y Formentera, el pasado lunes por la mañana recibió una llamada desde el hospital informándole sobre la cancelación de la cita que tenía para ese mismo día. El motivo, según le comunicaron, era una avería en el aparato de radioterapia.

El lunes por la tarde, el paciente volvió a ser citado para el martes por la mañana. «Una hora antes de comenzar la terapia, me vuelven a llamar y me dicen que la máquina se ha vuelto a estropear. Así sucesivamente: lunes, martes, miércoles y jueves», lamentó Fonseca.

Este usuario explicó también cómo en varias ocasiones trató de contactar con los responsables del servicio en Can Misses, algo que tampoco consiguió. «Si me garantizan que esa demora en los tratamientos no me afecta a la salud, estaré tranquilo. Quería hablar con el oncólogo para que me explicara cómo me puede afectar todo y no me quieren pasar con él.    Sencillamente, no les da la gana hacerlo», reconoció.

Luis Fonseca, de 73 años, no descartó adoptar medidas «porque es vergonzoso estar siempre con los mismos problemas y que no den ninguna explicación». «Lo mínimo que podrían hacer con los enfermos es que algún experto nos llamara y nos tranquilizara. No se preocupan de nada. Somos un simple número para ellos y punto. Damos un margen de confianza porque es cierto que cualquier máquina se puede estropear, pero todos los días así no se puede estar», relató.

Este hombre, residente en Ibiza desde hace más de 50 años, explicó además cómo le ha afectado a título personal la situación que atraviesa el servicio de Oncología de las Pitiusas. Según declaró, el pasado 15 de marzo se sometió a una operación y, aunque le aseguraron que en unos 10 días iba a comenzar el tratamiento, no consiguió cita con el oncólogo hasta casi un mes después de la intervención.    «Tenía que llevar ahora unas 15 sesiones y llevo solamente ocho entre una demora y otra», insistió.

Este usuario de la sanidad pública aseguró estar «indignado» por todo lo que le ha sucedido: «Es verdad que al principio me trataron muy bien en Can Misses, pero al final me siento decepcionado porque creo que he perdido el tiempo y estamos hablando de la salud».

Fonseca dijo también que, en caso de no recibir ninguna respuesta satisfactoria, «el lunes me presento en la consulta del oncólogo y voy a pedir explicaciones porque estoy en mi derecho. A partir de ahí, veremos las medidas que tomo. Lo primero será buscar una solución para mi salud».

Sobre su historial clínico, explicó cómo el especialista le mandó el pasado agosto una resonancia para confirmar la existencia de dos tumores en su cuerpo, aunque la prueba no fue realizada hasta enero: «Me operaron en marzo y comprendo que es un tiempo prudencial, pero en Oncología van mal. No nos pueden dejar tirados de esta forma».

También aprovechó para denunciar la situación que se produce en el aparcamiento de Can Misses, «donde aparca todo el mundo menos las personas que lo necesitamos». «Parece que los únicos que tienen derecho a todo son los mallorquines y a los ibicencos, nada», concluyó.

La respuesta

Desde el Área de Salud de las Pitiusas confirmaron este jueves no tener constancia de ninguna avería en el aparato de radioterapia, aunque puntualizaron que el servicio está externalizado y corre a cargo de la Clínica Juaneda, en Mallorca. Estas mismas fuentes reconocieron entender la intranquilidad de los pacientes.

Desde el Área de Salud de Ibiza y Formentera aclararon, además, que esta posible incidencia en la radioterapia nada tiene que ver con la situación del servicio de Oncología puesto que se trata de especialidades distintas y el personal a cargo de estos tratamientos depende de la clínica mallorquina.

Desde Juaneda tampoco pudieron confirmar este jueves por la tarde si el aparato de radioterapia de Can Misses había sufrido esta semana algún tipo de avería.

El apunte
Sonia Ribas

Continúa la recogida de firmas para pedir mejoras en Oncología

Sonia Ribas

La activista Carmen Tur lamentó este jueves esta «muestra más del mal funcionamiento» de la sanidad pública y aconsejó adoptar medidas, en caso de no ser una situación puntual. También aprovechó para recordar que hasta 140 personas continúan recogiendo firmas por toda la isla de Ibiza para reclamar un buen servicio de Oncología, así como la solución a los problemas de saturación del aparcamiento del hospital.

Tur avanzó que este próximo lunes entregarán una primera tanda de firmas al Consell de Ibiza y a la presidenta del Govern, Francina Armengol.

A la recogida de firmas de Carmen Tur se suma la iniciada por la asociación APAAC a través de Change.org para pedir al Govern que estabilice el servicio de Oncología del Área de Salud pitiusa con el fin de poder ofrecer una atención de calidad a los pacientes. En este sentido exigen que no haya rotaciones y los pacientes no tengan que sufrir el cambio de oncólogo cada cierto tiempo. Recordaron, además, que hay 1,75 oncólogos cuando la plantilla debería ser de cinco.