Francina Armengol, este viernes en el Ayuntamiento de Ibiza.

2

El Govern ha anunciado que incluirá la próxima semana el proyecto de remodelación integral del primer cinturón de ronda de Ibiza, la carretera E-10, en el plan de inversiones estratégicas de Baleares.

En una estimación inicial, según Armengol, el proyecto podría costar «entre 50 y 60 millones». «Entre todos nos comprometemos a buscar financiación para hacerlo posible», ha afirmado.

Así lo ha explicado este viernes la presidenta del Govern, Francina Armengol, después de reunirse con el alcalde de Ibiza, Rafael Ruiz, y el presidente del Consell Insular, Vicent Marí.

Armengol ha afirmado que «no tiene sentido que la E-10 continúe siendo una carretera propiamente dicha» puesto que debería servir para «coser la ciudad», donde existe un problema de saturación de vehículos. También ha apostado por «eliminar riesgos para los peatones que quieren disfrutar la ciudad a pie».

La presidenta ha defendido la colaboración y el acuerdo a tres que hará posible este «planteamiento de futuro» para Ibiza y ha celebrado que «las tres administraciones estén de acuerdo en que esta inversión sea estratégica para la Comunidad Autónoma».

El proyecto, según ha recordado el Govern, supondrá sustituir una carretera poco transitable para los peatones con dos carriles por sentido y una mediana central en un gran bulevar arbolado con aceras amplias, carril bici y permeabilidad con los barrios de la ciudad que actualmente quedan aislados del resto de Ibiza como son Can Misses, Can Escandell y Can Cantó.

Además, la iniciativa incluirá la construcción de aparcamientos subterráneos por debajo del nuevo bulevar, lo que permitirá ganar entre 1.400 y 2.000 plazas nuevas, y ampliar también aceras y zonas verdes.

Según el Govern, supondrá para la ciudad de Ibiza disponer de una vía «verde, amable, transitable» y que sea un parque urbano de cuatro kilómetros.

Armengol ha avanzado que, una vez se apruebe la introducción de la iniciativa en el plan estratégico, ello les obligará a seguir dando pasos a través de convenios o buscar inversión para llevar a cabo la remodelación integral de la carretera.

Según el Govern, la carretera es titularidad del Consell Insular de Ibiza y, además de atravesar la ciudad, es uno de los principales puntos de conexión de la Isla, motivo por el cual la transformación de la E-10 no solo beneficiará a la capital, sino al conjunto de isleños.